Jurídico 


Derecho internacional privado, cine y TV (2): la protección de menores

Hoy destacamos dos películas:

Por un lado, NO SIN MI HIJA (B. Gilbert, 1991) es una película estadounidense, basada en el libro de B. Mahmoody, en la que aparecen numerosos aspectos de la responsabilidad parental en supuestos internacionales.

Desde la perspectiva de la ley aplicable a la responsabilidad parental, varios aspectos son de interés. Por un lado, la exacta determinación de la residencia habitual de la menor, que residía en Estados Unidos pero que, posteriormente, se traslada a Irán en principio para una visita de dos semanas, pero que se prolonga con cierto ánimo de permanencia por deseo del padre y no de la madre. Por otro lado, la eventual aplicación de la ley iraní a la responsabilidad parental ex lege, sin intervención de una autoridad judicial. Aparecen, obviamente, cuestiones de orden público como el resultado de aplicar una ley que discrimina a la mujer y le impide ser titular de la responsabilidad parental.

Desde la perspectiva de la (no) cooperación internacional, se identifican cuestiones relativas a la existencia de un secuestro internacional. Por un lado, podría valorarse si la retención de la hija en Irán sin permiso de la madre ya es un secuestro internacional, pues el derecho exclusivo de responsabilidad paternal del padre conculca la ley de Michigan, ley de la antigua residencia antes del traslado. Por otro lado, podría valorarse si la huida de la madre y la hija de Irán a Turquía es también un supuesto de secuestro internacional y, de hecho, un documental del finlandés Alexis Kouros (2002) intentó mostrar la versión del padre y la imposibilidad de tener un mínimo contacto con su hija. Sea como fuere, y a pesar de estas críticas, no cabe duda de que la película muestra la huida como una vía de hecho, allí donde no llega el Derecho ni la cooperación internacional.

 

 

Por otro lado, es destacable SÉPTIMO (P. Amezcua, 2013) (atención: contiene spoilers): la película muestra como trasfondo a un matrimonio entre una española (Belén Rueda) y un argentino (Ricardo Darín) en crisis. El secuestro exprés de sus hijos, mientras bajan del séptimo piso, esconde en realidad una estrategia de la madre para que el padre autorice su traslado a España bajo la guardia y custodia de la madre.

 

 

 

 

Más información| No sin mi hija, Séptimo

Imágenes| Séptimo, No sin mi hija

RELACIONADOS