Tecnología y Social Media 


Depuración de aguas residuales urbanas

Depuración de aguas residuales urbanas

Todo somos conocedores de que el agua residual que producimos va a parar a una depuradora municipal que se encarga de conseguir que este agua, que a priori sería perjudicial verterla al cauce de un río, cumpla una serie de parámetros y características para que no influya de ninguna de las maneras al medio ambiente. Pero, ¿Qué debemos corregir al agua residual y cómo se hace?
Con la depuración se trata de conseguir que el agua residual tenga las características físicas y químicas lo más parecidas posible al agua del cauce donde serán vertidas. Por tanto, se deben de llevar a cabo tres operaciones fundamentales: Separar, Concretar y Transformar.


Según el tipo de agua y residuos que contenga se hará un tipo de tratamiento diferente, pero de forma general todos siguen un mismo principio y finalidad:
– En primer lugar será necesario un pretratamiento, en el cual, se realizarán los procesos físicos pertinentes para retener los gruesos flotantes, separar aceites y grasas y homogeneizar la concentración del agua residual. Esto se realiza por cribado, tamizado, desarenado y con una balsa de homogeneización.
– Tras ese pretratamiento se realizará un tratamiento primario, que es un proceso físico en el cual se reducirá la DBO* en al menos un 20% y se tratará de que los sólidos que queden sedimenten. En esta parte del proceso también se neutraliza el agua, es decir, se hace que su pH sea aproximadamente siete, dosificándole ácido o base según sea el pH de entrada.
– Una vez acabado con los procesos físicos, se realiza un tratamiento secundario que se trata de un proceso biológico en el cual se trata la materia orgánica e inorgánica por procesos aerobios o anaerobios. En este punto el control de la DBO y DQO* es fundamental.
– Podría ser necesario un tratamiento terciario por el cual, separamos los contaminantes orgánicos no biodegradables y los nutrientes minerales. Este proceso químico se llevaría a cabo con una clarificación, separación por membranas o adsorción.
– Por último, se produce una desinfección eliminando los microorganismos patógenos.

De esta forma el agua podrá ser vertida a un cauce sin perjudicar a la flora y fauna que le rodea e impidiendo que los recursos hídricos disponibles no peligren a la hora de abastecer a la población urbana o al uso industrial o agrario.

*DBO: Demanda Bioquímica de Oxígeno. Es la cantidad de oxígeno requerida, para estabilizar la materia orgánica contenida en aguas contaminadas o aguas industriales residuales, que pueden descomponerse por la acción de microbios aéreos. Cantidad de oxígeno absorvido por un residuo en descomposición. | Fuente

*DQO: Demanda Química de Oxígeno. Es la cantidad de oxígeno requerida para oxidar la materia orgánica e inorgánica contenida en el agua después de corregir la influencia de los cloruros. Es la cantidad de oxígeno requerido para la oxidación de la materia orgánica a partir de un oxidante químico fuerte. | Fuente

Imagen| Urgarbi.eu

Más información| Wikipedia

 

RELACIONADOS