Cultura y Sociedad 


Depresión postvacacional: ¿mito o realidad?

En estos días es muy común oír hablar de la depresión postvacacional. ¿Existe o simplemente es un estado anímico de tristeza provocado por la vuelta al trabajo? La realidad es que así es; nos vemos afectados por este fenómeno debido al gran cambio que supone volver a la rutina. Aunque esta especie de depresión es de corta duración, hay que saber cómo afrontarla para que no se convierta en un problema más grave.

Depresion-Postvacacional

Depresion-Postvacacional. Fuente: Siemprendes

¿Pero qué es realmente esta depresión? Es un periodo de desánimo al que se enfrentan los trabajadores a la hora de regresar a su puesto de trabajo tras las vacaciones. Aunque los psicólogos y psiquiatras no se ponen de acuerdo en si puede catalogarse como un tipo de depresión, se trata de un síndrome que presenta síntomas muy similares a los de este tipo de enfermedad.

Síntomas frecuentes de la depresión postvacacional:

Dificultad de concentración.

golpear la cabeza

Kit de reducción de estrés. Fuente: PaperBlog.

Desánimo y apatía.

Fatiga.

Insomnio e incapacidad para dormir bien.

Trastornos digestivos.

Irritabilidad.

El principal causante de este mal es la vuelta al trabajo después de un largo periodo de vacaciones, también existen otras causas como cambios en el horario y la modificación de las horas de sueño. Aunque se trate de una depresión no está catalogada como grave, ya que lo frecuente es que no se prolongue durante demasiado tiempo, normalmente suele durar dos semanas.

Además, existen una serie de pautas que sirven de ayuda para evitar padecer este síndrome. Por ejemplo, es importante recuperar los hábitos cotidianos poco a poco, para volver a la normalidad de forma que no se produzca un cambio demasiado brusco en la rutina diaria, o realizar las tareas pendientes y los proyectos laborales de forma escalonada, para reducir la sensación de tristeza y nostalgia.

trabajo

Trabajo. Fuente: Thiomucase.

Un error muy común es centrarse en recordar que falta mucho tiempo aún en volver a disfrutar de unas nuevas vacaciones cuando siempre existen los fines de semana o periodos de fiestas. Aprovechar el tiempo de ocio que existe tras el trabajo es una buena forma de evadirse de la rutina.

Otra opción es sopesar qué es lo que más nos agrada de nuestro trabajo, ya que siempre hay cosas positivas que pueden contribuir a hacer más amena la vuelta. También podemos identificar qué queremos cambiar y corregir en el ámbito laboral y extrapolarlo igualmente al ámbito personal. Relacionarnos en nuestro tiempo libre con la familia y los amigos,practicar algún tipo de deporte, son alternativas que nos permiten tener despejada la mente.

Si tras dos semanas de la vuelta de vacaciones los síntomas siguen existiendo, es importante valorar si la depresión postvacacional se ha convertido en una depresión más profunda. Entonces, debemos tomar otro tipo de medidas como solicitar la ayuda de un profesional. O hacernos las siguientes preguntas: ¿se trata realmente de una depresión que surge por volver a la rutina o porque hemos estado sin rutina un largo periodo de tiempo? ¿Es bueno coger periodos largos de vacaciones o mejor cortos?

Vía| La Información

Más información en QHA: La actividad como herramienta para combatir la depresiónEl síndrome postvacacional en los niños Salud.

Uncomo, Natur Psico, El Comercio

RELACIONADOS