Economía y Empresa 


Del “Do it yourself” al “Do it for me” y los nuevos paradigmas del mercado

Cada persona actúa de manera distinta ante un mismo problema. La manera de actuar de cada uno va a depender del modo de ver, comprender e interpretar el mundo que les rodea. Los resultados que logramos en la vida dependen de lo que hacemos. Por lo tanto, si los resultados no nos gustan, hay que cambiar nuestra forma de actuar.

eintein2

 

Esta reflexión la aplicamos al mundo empresarial. Los resultados de la empresa va a depender de como actuemos y las decisiones que tomemos. Estas decisiones están basadas en un prototipo de mercado, el cual tiene unas determinadas características y unos determinados drivers o conductores que lo rigen. Pero estos drivers han cambiado.

Ya no son las empresas las que establecen las reglas del mercado, porque nos encontramos ante una situación en la que la oferta supera a la demanda. Esto lleva consigo que hoy en día los clientes tienen el poder de decisión y elección entre muchos proveedores de todo tipo de productos y servicios.

Estamos ante una ruptura del statu quo, es decir, las normas, ideas, enfoques y sistemas que rigieron el mercado durante décadas ya no son válidos; los mercados evolucionan y sus integrantes cambian a gran velocidad. Ahora nos encontramos gasolineras que venden comida, bancos que venden automóviles, grandes almacenes que venden viajes y seguro, etc.

Los cambios radicales en las normativas que reglamentan las actividades empresariales; cambios que han hecho surgir palabras nuevas, como desregulación, liberalización y globalización, con todas las repercusiones que las mismas tienen en el tejido empresarial de las grandes, medianas y pequeñas organizaciones. Nos encontramos ante el mundo “made in”.

china     spain    alemania   usa

 

Los consumidores y clientes se han vuelto más exigentes y menos conformistas. Se diferencian cada vez más entre sí y plantean necesidades, deseos y expectativas cada vez más personalizadas e individuales. Tienen un mejor conocimiento de los productos y servicios ofrecidos y un mayor acceso a las ofertas, mostrando cada vez más bajos niveles de lealtad hacia las marcas. Buscan no solo satisfacer sus necesidades operativas, sino también las relacionales y situacionales.

Pasamos de un DIY (Do It Yourself) a un DIM (Do It for Me). Es decir, lo queremos todo resuelto, por lo que llegan las ofertas integrales (producto+servicio+servicio de apoyo) basadas en la creación de valor para los clientes.

Surgen nuevos medios, nuevas tecnologías y nuevos canales, que transforman por completo el panorama de los sectores de negocios y las posibilidades y vías de comunicación interactiva clientes-empresas.

amazon_logo_RGB   Facebook     groupon     tripadvisor-logo

 

La evolución de las tecnologías de la información y la comunicación de los últimos años han permitido a las empresas desarrollar fuertes instrumentos para la gestión y análisis de su base de clientes y para gestionar sus interacciones.

El fuerte incremento de lo competidores que tienden a profesionalizarse en todos los aspectos y, en particular, en la gestión del marketing y las bases de clientes.

La preocupación por la calidad se ha convertido en un imperativo para todas las empresas en todos los sectores de negocios; la calidad es lo que vende y es un valor seguro; los productos y servicios bien diferenciados y de calidad son menos vulnerables.

Por lo que las empresas se desenvuelven en un entorno cambiante que les afecta y al que deben responder mejor que “el de al lado” si quieren sobrevivir y obtener buenos resultados. Hay que saber jerarquizar los obstáculos que se presentan, centrándonos principalmente en los que pueden influir en la empresa en vez de los que nos preocupan pero tienen poca o ninguna posibilidad de influir en ella.

Ya se sabe, ante cambios: actúa.

 

Vía| Elaboración propia

Imagen| Taringa, Tuningpp, Dexpierta, Charlesmilander

RELACIONADOS