Trending 


¿Debo informar a mis hijos que pensamos separarnos?

Una separación matrimonial afecta, no sólo a los integrantes de la pareja, sino también, y mucho, a sus hijos. Deshacer una familia supone reconocer un fracaso personal y la desestructuración de las costumbres y los lazos familiares.

[iframe id="frame-dontknow" frameborder="0" scrolling="no" width="300" height="350" src="http://www.dontknow.net/widget/72706/contarles-mis-hijos-que-estamos-pensando-separarnos"]

beach-323454_640Para los hijos saber que sus padres no son perfectos, tienen debilidades y, como todos los seres humanos, no son infalibles es algo inevitable que ocurre antes o después. Decidir que el matrimonio no marcha bien y es mejor separarse acelera ese proceso de madurez que hace darse de bruces con la realidad, a los hijos de la pareja afectada. Muchas son las teorías psicológicas al respecto pero todas coinciden en que es necesario informar a los niños sobre lo que va a ocurrir. El problema es acertar con la forma y el momento escogidos para hacerlo. La edad influye notablemente en ello y, aunque muchas personas deciden consultar a los profesionales para saber cómo transmitir a sus hijos la noticia, otras simplemente se dejan de llevar. De un modo u otro el sentido común debe regir entre los integrantes de la pareja y ser conscientes de que es importante el bienestar de sus hijos ante esta situación. No se les debe tratar como a adultos pero tampoco dejarlos en la ignorancia o sin explicar qué está pasando. Reunirse las dos partes implicadas con ellos, haciendo acopio de templanza, es un primer paso. Contarles cuál es la decisión tomada, transmitiéndoles la sensación de que el afecto y amor de cada uno de los progenitores hacia ellos no va a cambiar, ayuda a que se sientan seguros en medio del impacto que una separación supone. Esta sería una situación ideal pero, desgraciadamente, no siempre se cumple.

En muchas ocasiones la relación está tan deteriorada que los niños están muy involucrados en el problema. Siempre hay que tener a los hijos al margen, lo que no quiere decir que no deban saber que pasa.

Y tú ¿ qué opinas?

Por María Font

 

 

RELACIONADOS