Economía y Empresa, Finanzas, Jurídico 


¿De qué se componen los sistemas en una economía de mercado?

Todos los días paseando por la calle, viendo las noticias, etc.., vemos reflejada una economía de mercado, pero dentro de ella, no todos los mercados en si mismos son iguales, sino que existen características que los hacen distintos, estos pueden ser de competencia perfecta, monopolística, de monopolio o incluso de monopsonio.

Pues bien vamos a ver que son todos esos sistemas, como se definen y que conlleva cada uno de ellos:

  – Competencia perfecta: Éste sería un mercado en el que existen muchos oferentes y demandantes (compradores y vendedores), de tal forma que el mercado se supone en equilibrio por sí solo. Tras el equilibrio entre la oferta y la demanda se crea el precio.

  – Monopolio: El monopolio es aquel mercado en el que solamente existe un oferente, es decir, sólo un productor, mientras que los demandantes son ilimitados, esto quiere decir que el productor decidirá la cantidad de producto y el precio al que quiere vender de acuerdo a sus necesidades. Estos monopolios se pueden deber a varios factores, uno de ellos es que por tema de costes sea mejor que solamente exista un oferente, denominándose monopolio natural. Otra de las cuestiones que puede existir para que exista un monopolio, es que los costes de entrada a ese mercado sean muy elevados o que debido a las características tecnológicas del producto, solo una empresa pueda ofertarlo.

  – Monopsonio: Este es el caso contrario al monopolio. En este mercado existirá un número elevado de oferentes, pero solamente un único demandante, con lo que será el demandante en este caso el que tenga el poder de decisión.

  – Competencia monopolística: En un mercado de competencia monopolística, se da que existen muchas empresas y muchos consumidores, la diferencia con el mercado de competencia perfecta es que aun existiendo muchos oferentes y demandantes, el bien no es homogéneo, es decir las características de este bien son distintas.

Es importante destacar que todo este tipo de mercados no se van a encontrar de forma perfecta (puede que el monopolio natural sí que exista,  por ejemplo en España el caso de comunicación de ferrocarriles en el que es más barato que solo exista una compañía, aunque realmente haya varías, todas están coordinadas y depende de una misma y no hay trenes de distintas compañías (FEVE y RENFE) que hagan el mismo recorrido), exceptuando éste, en el resto no existen mercados que se aproximen al concepto teórico al 100%, pero si que un mercado u otro se puede aproximar a un tipo u otro y en función de eso podemos entender más cómo funcionan.

Más información| El sistema de mercado

Imagen| Vendedor

En QAH| Monopolios naturales: Los monopolios deseados

RELACIONADOS