Cultura y Sociedad 


De la alquimia a la tercera cultura

La gaya ciencia

La gaya ciencia

La Física, la Química y la Biología “no habrían surgido ni se habrían hecho grandes de no haberlas precedido los magos, alquimistas, astrólogos y brujas” que desempeñaron una función creativa “con sus promesas e imposturas”, sostenía Friedrich Nietzsche en La gaya ciencia (1882).

Los alquimistas se esforzaron por fabricar oro imperecedero y el medio para ello era la piedra filosofal. Su crisis y posterior desaparición ocurrida a principios del siglo XVIII, no sabemos bien a qué se debió más si al nacimiento de la ciencia moderna (Copérnico, Galileo, Kepler, Newton,…) o a la invención y puesta en circulación del dinero.

0

Fausto de Goethe

Fausto de Goethe

En el Fausto Goethe se da cuenta de que lo esencial para un alquimista no es convertir el plomo en oro, sino transformar una sustancia sin valor como el papel en algo tan valioso como el dinero. El modelo de Fausto fue un escocés llamado John Law, que en 1715 obtuvo del duque de Orleáns en Francia la licencia para crear un banco emisor, lo que ocasionó el despido de los alquimistas de la corte.

Después de que la cultura científica sustituyera la alquimia, una segunda cultura de raíz literaria comenzó a borrar aquélla del mapa de las ideas hasta el punto de haber generado una reacción intelectual que, con el nombre de “tercera cultura”, plantea superar la división entre científicos e intelectuales. Un libro(1) y un portal de Internet(2) reivindican una nueva y ecléctica vía de pensamiento y debate llena de atractivos intelectuales.

 

 

(1) La otra cultura, Ernst Peter Fischer y (2) www.edge.org 

Twitter| @jbanegasn

Más información| España, más allá de lo conseguido, Canal Youtube de Jesús Banegas y Programa radio “Viaje a Serendipia”

En QAH| Otros artículos de Jesús Banegas

Imágenes| La gaya cienciaFausto de Goethe y portada artículo 

RELACIONADOS