Actualidad Económica, Economía y Empresa 


Das Volksgate, ‘Hecho en Alemania’ (I)

El grupo Volkswagen, coloso en ámbito automovilístico (el grupo incluye: Lamborghini, Porshe, Bugatti, Bentley, Audi, Seat y Skoda) está atravesando sus peores momentos después del escándalo desvelado sobre la irregularidad en la recogida de datos de las emisiones de NOx. Los promotores de esta acusación han sido los americanos de United States Environmental Protection Agency, destapando una trama de repercusión internacional.

Volksgate América

El problema se extiende a 11 millones de vehículos diesel que con toda probabilidad tendrán que ser retirados del mercado. La casa alemana, al realizar los test para medir el nivel de NOx emitidos conseguía gestionar las emisiones de los coches a través de la utilización de un software que se activaba para reducirlas. Sin este software, las emisiones llegaban estar 40 puntos por encima de los valores legales. No contentos, el escándalo aumenta a raíz de que el periódico Die Welt haya destapado que el Parlamento alemán conocía el caso desde julio, momento en el que inquirió a Volkswagen para poner soluciones al problema y enfrentar el engaño.

Volksgate

Operando en un mercado competitivo y lleno de alianzas, el caso Volksgate ha causado un descenso generalizado de los mercados financieros ligados al sector del automóvil. Los títulos de BMW, Renault, Peugeot-Citroen y FIAT, entre otros, pierden alrededor del 7%. El título VW está cayendo mucho más rápido, perdiendo hasta el 20%. Actualmente se ha investigado sólo en el mercado americano, pero se anuncia una apertura de investigaciones sobre suelo nacional para verificar el ilícito.Volkswagen's future

Volkswagen empleará 6,5 millones de euros para enfrentarse a una primera parte de esta crisis y eliminar los dispositivos instalados pero la suma aumentará con toda probabilidad. Han quemado ya 13 millones de euros y están esperando todavía la multa. Además, EE.UU. ha invitado a VW a desprenderse de 482.000 vehículos (cada vehículo cuesta de media 20/25.000 euros).

Hay diferentes escenarios que se podrán desarrollar, el más grave sería la caída del grupo y esto se traduciría en millones de personas que perderían su empleo (escenario sin duda poco racional). Por el momento, la primera cabeza que rueda es la del administrador Martin Winterkorn. Y lo que es seguro es que la imagen de la casa VW está ya irremediablemente perjudicada, extendiendo la fama a todo el Made in Germany.

 

Vía | La Repubblica, BBCRTBF

Images | Ansa, Rainews

RELACIONADOS