Jurídico 


Dación en pago y plusvalía (II)

Reaching For A HomeEn el primer artículo explicábamos cómo funciona una de las medidas introducidas por el  RDL 6/2012 de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos, consistente en imputar la plusvalía municipal que  correspondería al deudor hipotecado al banco acreedor de la hipoteca. En el presente artículo revisaremos las condiciones que han de reunirse para que dicha medida pueda ser aplicada.

En primer lugar, esta figura se aplicará a los deudores que se encuentren en el umbral de exclusión que se define en el art. 3 del RDL; tal y como establece el art. 2, que define el ámbito de aplicación: “Las medidas previstas en este real decreto-ley se aplicarán a los contratos de préstamo o crédito garantizados con hipoteca inmobiliaria cuyo deudor se encuentre situado en el umbral de exclusión y que estén vigentes a la fecha de su entrada en vigor, con excepción de las contenidas en los artículos 12 y 13, que serán de aplicación general.”

Por su parte, el art. 3 define el umbral de exclusión como sigue:

1. Se considerarán situados en el umbral de exclusión aquellos deudores de un crédito o préstamo garantizado con hipoteca sobre su vivienda habitual, cuando concurran en ellos todas las circunstancias siguientes:

a) Que todos los miembros de la unidad familiar carezcan de rentas derivadas del trabajo o de actividades económicas. A estos efectos se entenderá por unidad familiar la compuesta por el deudor, su cónyuge no separado legalmente o pareja de hecho inscrita y los hijos con independencia de su edad que residan en la vivienda.

b) Que la cuota hipotecaria resulte superior al 60 por cien de los ingresos netos que perciba el conjunto de los miembros de la unidad familiar.

c) Que el conjunto de los miembros de la unidad familiar carezca de cualesquiera otros bienes o derechos patrimoniales suficientes con los que hacer frente a la deuda.

d) Que se trate de un crédito o préstamo garantizado con hipoteca que recaiga sobre la única vivienda en propiedad del deudor y concedido para la adquisición de la misma.

e) Que se trate de un crédito o préstamo que carezca de otras garantías, reales o personales o, en el caso de existir estas últimas, que en todos los garantes concurran las circunstancias expresadas en las letras b) y c).

f) En el caso de que existan codeudores que no formen parte de la unidad familiar, deberán estar incluidos en las circunstancias a), b) y c) anteriores.

2. La concurrencia de las circunstancias a que se refiere el apartado anterior se acreditará por el deudor ante la entidad acreedora mediante la presentación de los siguientes documentos:

a) Certificados expedidos por el Servicio Público de Empleo competente acreditativos de la situación de desempleo de los miembros de la unidad familiar residentes en la vivienda. En caso de trabajador por cuenta propia sin rentas, se aportará el certificado expedido por la Agencia Estatal de Administración Tributaria.

b) Certificado de rentas expedido por la Agencia Estatal de Administración Tributaria con relación al último ejercicio tributario.

c) Certificados de titularidades expedidos por el Registro de la Propiedad en relación con cada uno de los miembros de la unidad familiar.

d) Libro de familia o documento acreditativo de la inscripción como pareja de hecho.

e) Certificado de empadronamiento relativo a las personas empadronadas en la vivienda, con referencia al momento de la presentación de los documentos acreditativos y a los seis meses anteriores.

f) Escrituras de compraventa de la vivienda y de constitución de la garantía hipotecaria y otros documentos justificativos, en su caso, del resto de las garantías reales o personales constituidas, si las hubiere.

g) Declaración responsable del deudor o deudores relativa al cumplimiento de los requisitos exigidos para considerarse situados en el umbral de exclusión según el modelo aprobado por la comisión constituida para el seguimiento del cumplimiento del Código de Buenas Prácticas.

Además la entidad tiene que haberse acogido al Código de Buenas Prácticas, que es de adhesión voluntaria. Las entidades adheridas las podemos encontrar en el BOE de 10 de abril de 2013.

En resumen , los requisitos serían los siguientes:

-Contrato de préstamo o crédito garantizado con hipoteca inmobiliaria.

-Deudor se encuentre dentro del umbral de exclusión (Art 3).

-Banco se haya adherido al Código de Buenas Prácticas.

-No exista iniciado un procedimiento de ejecución en el que se hubiera anunciado la subasta.

-No existan cargas posteriores anotadas a la hipoteca.

Vía| Julio Antonio Tributa

Imagen| Dación en pago

En QAH| ¿Cómo se tributará en los casos de dación en pago?La dación en pago¿Qué es el Código de Buenas Prácticas Bancarias?La dación en pago y su regulación actual

RELACIONADOS