Trending 


¿Cumplen los sindicatos una labor social?

En su origen, los sindicatos nacieron con el fin de defender/ayudar a los trabajadores frente a unas malas condiciones laborales (sanitarias, de peligrosidad  física/psicológica en el desarrollo del trabajo, salarios indignos o bajos…); mejorar su formación: conseguir ventajas de variado tipo (obtención de vivienda, préstamos en condiciones ventajosas, ayuda para la familia y los colegios, vacaciones…), etc. En resumen: el sindicato velaba por los intereses de todos los integrantes de una empresa (obreros, administrativos, técnicos y titulados, salvo los altos directivos)

worker-81764_1280

Estos principios y fines que resultan muy atractivos para el trabajador, deberían ser totalmente ajenos e independientes de afinidades políticas y personales. El sindicato necesita de una determinada infraestructura y sobre todo de unos dirigentes que se sientan totalmente vinculados a  los principios anteriores y que no los utilicen para su  propio beneficio, directo o indirecto.

 

No puedo evitar preguntarme si, a día de hoy, los principios que motivaron la creación de los sindicatos se han visto ensombrecidos por otros intereses, bien ideológicos o de algún otro tipo. Y no puedo evitar contestar que sí. En España, salvo casos excepcionales (sindicatos de empresas muy concretas o de colectivos muy determinados) nos encontramos con unos sindicatos  de clase, adscritos de una u otra forma a una idea política concreta, donde  prima más la obediencia a esa política que la mejora de los intereses de los trabajadores.

A los hechos me remito. Basta leer la prensa para ver algunos casos concretos: la perpetuidad en los cargos de los dirigentes sindicales, los trapicheos con las direcciones de las empresas (analícese el caso de las Cajas de Ahorros, en cuyos Consejos están presentes), los gastos de todo tipo generados por los dirigentes a costa del propio sindicato, etc. etc.

En el momento de crisis en el que nos encontramos, donde la labor de los sindicatos habría sido fundamental, ¿cómo justificar el cambio de actuación (huelgas sí, huelgas no) dependiendo del color del Gobierno del momento? ¿Qué responsabilidad tienen en el cierre de numerosas empresas, al haber supeditado el mantenimiento de una postura al intento de unir esfuerzos para sacarlas a flote? De este punto muy poca gente se acuerda. Por último, recordaría que los “eres” y otro tipo de despidos no han afectado, salvo casos de interés mayor, a los sindicalistas.

Tras lo expuesto, sólo me queda decir que no creo, salvo excepciones, en la labor de los sindicatos, politizados hasta la médula y sin más pretensiones que sus propios intereses y beneficios…y si no, sólo hay que echar un vistazo a nuestro alrededor…la lástima es que no existe ninguna alternativa a ellos, siendo conveniente, en determinados supuestos, el afiliarse, “por si acaso”

 

Y tú ¿ qué opinas?

 

Por Marta Tello

 

[iframe id="frame-dontknow" frameborder="0" scrolling="no" width="300" height="350" src="http://www.dontknow.net/widget/42666/participar-sindicato-trabajadores"]

 

 

RELACIONADOS