Actualidad Jurídica, Derecho del Trabajo, Jurídico 


Cuidado, no te dejes encedido el proyector: el despido de un profesor por visualizar pornografía

El Sr. Jose Pablo es un profesor del colegio privado del Sagrado Corazón en el apacible municipio de Don Benito. El 28 de febrero de 2014, mientras los alumnos de segundo curso de ESO realizaban un examen, tras encender el ordenador existente en el aula, accedió a una página de Internet de alto contenido sexual y pornográfico. A lo largo de toda la duración del examen, aproximadamente 50 minutos, estuvo chateando manteniendo un total de ocho conversaciones a la vez en las que se profirieron todo tipo de insultos de este carácter y se proyectaron imágenes pornográficas.

Todos estos hechos fueron vistos durante todo el examen por los veintiocho alumnos que se encontraban en el aula al permanecer activo el sistema de proyección del ordenador y sin que el pobre Jose Pablo se percatara de ello. Una vez se dio cuenta, procedió a borrar el historial en el ordenador.

the_school_exam

#actualidadQAH

El 16 de abril, tras haber formado una Comisión de Investigación compuesta por dos miembros del AMPA y otros dos del Consejo Escolar, se procedió con el despido del profesor. Además del despido, se tramitaron actuaciones penales, por los delitos de omisión de deberes de guarda de menores y de corrupción de menores, diligencias que fueron libremente sobreseídas con fecha de 2504 por no ser estos delitos susceptibles de ser cometidos por imprudencia, sino que requieren de una intención que el Juzgado entendió que no se había producido en este caso.

En cuanto al despido, el TSJ de Extremadura declaró el mismo procedente en su sentencia de 3 de diciembre de 2015, con los siguientes argumentos:

1.- El despido requiere un incumplimiento grave y culpable por parte del trabajador (art. 54 ET)

2.- El incumplimiento y la gravedad del mismo son indiscutidos por el demandante.

3.-Para analizar la eventual culpabilidad del trabajador, no es necesario que exista una intención manifiesta y dolosa, sino que basta con un actuación, negligente o imprudente.

4.- En la actuación de D. Jose Pablo hay una actividad dolosa (entrar en una página web de contenido pornográfico mientras vigilaba un examen) y otra imprudente (permitir que la visualización del resto de alumnos al no percatarse de que estaba encendido el proyector)

D. Jose Pablo padecía un trastorno ansioso depresivo derivado de abusos en la infancia, pero el juzgado entiende que no puede valorarse que esta circunstancia exime la culpabilidad del trabajador, por cuanto que no podía generarle ningún estrés una situación a la que ya estaba acostumbrado dada su experiencia de 20 años como profesor.

Aunque la sentencia no hace mención a ello, hay que señalar que en realidad se produjo un doble incumplimiento: utilizar medios de la empresa para fines privados e incumplir sus funciones de vigilancia en el examen (lo cual resulta razonablemente imposible si se mantienen conversaciones con 8 personas a la vez). Puede que hubiese también un tercer incumplimiento de un posible código ético de un colegio sedicente religioso.

En cualquier caso es una lástima no saber cuales fueron las calificaciones del examen. Desde luego, aquellos de los 28 chicos y chicas de 2º de las ESO que aprobaran el examen, deben tener un admirable nivel de concentración.

Más Información| Colegio Sagrado Corazón

Imagen| art-print

 

RELACIONADOS