Economía y Empresa 


Cuidado con los chiringuitos financieros

Cuando alguien empieza en el mundo de la inversión financiera, bolsa, etc. se ve asediado por publicidad de brokers y chiringuitos financieros que buscan aprovecharse de la inexperiencia y el ansia de dinero fácil de la gente.

Navegando por internet es fácil encontrar anuncios, sobretodo de brokers de forex, es decir de especulación en divisas, y de opciones binarias, que prometen ganar dinero en pocos minutos, o en quince páginas convertirse en un trader de éxito. Todo ello completado con fotos de dinámicos jovenes trajeados conduciendo deportivos y rodeados de despampanantes modelos. Es decir, todo el folklore que acompaña a la imagen que da el cine de un tiburón de Wall Street. Es una publicidad al límite, que no se diferencia demasiado del spam que nos llega al email e incluso de las estafas por internet, y que tiene otra vertiente, los brokers que ofrecen demos para que los novatos vayan practicando sin necesidad de utilizar su dinero real y que piden que les dejemos nuestro número de móvil. Una vez tienen nuestro teléfono empiezan a hacer campañas agresivas de marketing para intentar que se abra cuenta, conseguir comisiones y, en los casos directamente delictivos de ciertos chiringuitos, directamente timarnos ofreciendo beneficios seguros en pocos meses en inversiones que son directamente una estafa. Algo que también hemos visto en el cine en películas como El lobo de Wall Street.

Por eso cuando queramos abrir cuenta en un broker, el requisito mínimo es consultar los archivos de la CNMV y ver que el broker está efectivamente inscrito y regulado, lo cual por lo menos es una presunción de que se trata de un broker mínimamente serio que no nos va a estafar. Es interesante mirar también webs y blogs independientes y de prestigio si otros usuarios han tenido problemas al retirar sus fondos y ganancias, y ver que todo funciona correctamente. Ojo también con ciertos bonos de bienvenida, que pueden ser un anzuelo para retener a los más novatos e ingenuos.

Ni hay atajos ni es fácil hacerse rico en el mercado financiero, tal como dice cierta publicidad engañosa, así que lo mejor es informarse, utilizar el sentido común e ir adquiriendo experiencia y conocimientos poco a poco, con constancia y trabajo y no dejarse atrapar por cantos de sirena que solo buscan nuestro

Vía| Cuidado con los chiringuitos financieros

Más información|Chiringuitos financieros

En QAH| Beneficios de la diversificación de inversiones, Psicología Financiera: el arte de invertirInvertir (I) Sí, pero ¿eso qué es?,  Activos Financieros: Rentabilidad vs Riesgo

Imagen| Chiringuito financiero

RELACIONADOS