Jurídico 


Cuidado con el supuesto “desempleo” del personal autónomo

Esta entrada quiero publicarla porque al ver la noticia creo que es un tema de máxima importancia para uno de los colectivos más importantes de nuestro país: los autónomos. Y para ellos va este artículo, para conseguir que puedan protegerse y sobre todo, salvaguardar sus intereses en los tiempos tan duros que todos estamos viviendo.

Desde el año 2011, los emprendedores pueden cotizar para obtener la prestación por cese de actividad. El paro de autónomos, como se le reconoce, fue una medida altamente reclamada que tiene la finalidad de que los trabajadores por cuenta propia puedan aumentar su cotización mensual a cambio de recibir una prestación cuando abandonen su actividad.

Dinero

Hasta aquí todo perfecto, ¿Pero que ha pasado con este paro de autónomos? Pues que en la actualidad ha sido un gran fraude ante el que se enfrenta cualquier autónomo, que destina una parte de sus ganancias para cotizar por una prestación que seguramente no acabe cobrando. ¿Por qué digo que no acabe cobrando?, porque aun se cotice por la misma, lo mas probable que suceda es que al final no recibas la misma.

Según los datos del Mnisterio de Empleo y Seguridad Social, en 2013 más del 80% de las solicitudes fueron denegadas por el Gobierno. De los 6.000 autónomos que tuvieron que cerrar y solicitaron la prestación por la que habían estado cotizando, solo cerca de 1.200 consiguieron cobrarla.

¿Y porque este dato tan dramático? Pues por las condiciones que se exigen para cobrarla. Entre los requisitos necesarios para poder cobrar la prestación, se encuentra la obligación de demostrar <unas pérdidas derivadas del ejercicio de su actividad, en un año completo, superiores al 30% de los ingresos, o superiores al 20% en dos años consecutivos y completos>.

Creo que es de lógica (poniéndose en la piel de cualquier autónomo) preguntarse quien aguanta dos años de pérdidas solo para cobrar una prestación. Si el negocio va mal, creo que se cerrará antes que aguantar dos años para tener derecho a la prestación. Quien sabe si a lo mejor las pérdidas soportadas son más altas incluso que la prestación que no te han dado, en el mayor de la casos seguro que es así.

De lo que no cabe duda es de que esta medida, impulsada por el Gobierno de Zapatero y continuada por el de Rajoy, no ha sido rentable para los autónomos, pero sí para el Gobierno.

En 2013 el Gobierno recaudó 133 millones de euros en este concepto, solo se gastó algo más de 6 millones en el abono de las prestaciones. Aunque no todos los autónomos coticen por este concepto, si es cierto que más del 80% si lo hacen y se han quedado con cara de tontos, pagando su cotización, eso sí. Por tanto, visto esto, ¿es necesario arriesgarse a cotizar por una prestación que no se conoce si se va a cobrar? ¿Quién va a aumentar un 2.2% su base de cotización por una prestación que seguramente le sea denegada?

Mi consejo para terminar, si eres autónomo, infórmate de si antes de llegar a cerrar la empresa vas a cumplir todos los requisitos, por que sino es así, estarás regalando el dinero (a los de siempre, claro).

Imagen| Dinero

Más información| Régimen Especial de trabajadores autónomos

RELACIONADOS