Jurídico 


Cuando todo se deja bien atado: mecanismos antibloqueo

Los intereses económicos deben quedar separados de lazos de sangre y amistad, aunque en un primer momento sea idílico el sueño de gestionar una empresa. Pensemos en dos amigos que un día deciden crear una sociedad mercantil para iniciar su andadura empresarial, en una empresa familiar o en una joint-venture, con miembros que pueden posicionarse de forma antagónica 50 y 50.

En todas ellas ¿qué ingrediente podría amargar el plato? La respuesta es fácil, el bloqueo en la toma de decisiones.

Es altamente aconsejable establecer mecanismos antibloqueo que solventen las divergencias a la hora de gestionar la empresa, si queremos el buen fin del negocio (en caso contrario estaríamos abocándola a una inminente disolución por inoperancia de sus órganos sociales, contemplada ya como causa en el artículo 363.1.d Real Decreto-Legislativo 1/2010, de 2 de julio, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Sociedades de Capital).

Para prevenir el problema, el pacto de socios será el soporte ideal donde recoger los mecanismos que solventen el bloqueo.

Así podemos prever mecanismos ex ante relacionados con el otorgamiento de poder de decisión de los consejeros en el órgano de administración: un administrador/consejero con voto cualificado, la entrada de un consejero independiente u otorgar la responsabilidad de decidir a un consejero delegado.

Entre los mecanismos ex post, una vez formado el conflicto irresoluble mediante acuerdo, y remitiéndome a la explicación de la “Russian roulette” (1) y el llamado “Texas shoot out” (2) podemos establecer otros tantos:

  1. 18351949741_03724d07a1 Opción de venta (“Put Option”) y Opción de compra (“Call Option”): derecho del Socio A para decidir si ejercitar la opción de compra y adquirir las participaciones del Socio B; o ejercitar la opción de venta y obligar al Socio B a adquirir sus participaciones de la Sociedad. La valoración del Experto Independiente ayudará al socio A a decidir qué camino coger. (El Experto valora, yo decido).
  1. Separación estatutaria (artículo 347 de la LSC): derecho concedido vía estatutos sociales para abandonar la sociedad por la situación de bloqueo. Nuestro socio A debe emitir su deseo expreso mediante la Notificación de bloqueo. (¡Que me voy!).
  1. Someter a Arbitraje la discusión: la solución es tomada mediante procedimiento arbitral a través un Tribunal arbitral y debe ser aceptada por los socios. (Que decidan Pepe y Juan y acatamos).
  1. Subasta: se valora la Sociedad por Experto Independiente y se procede a subastar los títulos del socio A. Pueden darse tres situaciones: a)ningún socio quiere pujar (deberíamos ir a otros mecanismos de los mencionados, a la venta a terceros o -si es posible- a la autocartera) b) algún socio está interesado en adquirir, se llega a buen fin siguiendo las disposiciones legales c) varios socios están interesados en pujar (en sobre cerrado se ofrece la cantidad a pagar y las adquiere quien haya ofertado el precio más alto, volviendo al mecanismo “Texas Shoot out”). (Quien da más).
  1. “Cláusula Andorrana”: El Socio A es el que determina el valor de la totalidad de las participaciones del Socio B pero es el Socio B quien tiene el derecho a optar entre a) adquirir la totalidad de las participaciones del Socio A al precio indicado por éste; o b) vender la totalidad de sus participaciones al Socio A al precio indicado por éste. (Yo valoro, tú decides).

Vía | “LA SOCIEDAD INOPERANTE” por Clara Cobo Berberana y Carmina Rodríguez de la Rúa Puig. Abogadas de Corporate de Pérez-Llorca para Economist & Iurist.

En QAH | Russian roulette ¿Hay libertad para adoptarlos?

Imagen | Empresa.

RELACIONADOS