Política 


Cuando Roma inventó el Marketing Político

El 20 de diciembre los españoles están llamados a las urnas. Comienza el despliegue: ruedas de prensa, mítines, debates, nuevos perfiles en la Red, etc., los políticos salen a la calle a pedir tu voto. El marketing y la comunicación política en todo su esplendor.

“La campaña electoral demanda dos tipos de actividades: hay que ganarse primero el apoyo de los amigos y luego la voluntad del resto de la gente”

Quinto Tulio Cicerón

Quinto Tulio Cicerón

En el año 64 a.C, Marco Tulio Cicerón inició su campaña electoral hacía el consulado romano. Su hermano pequeño, Quinto Tulio Cicerón, escribió entonces una extensa carta en la que aconsejaba a su hermano mayor una serie de argucias para ganarse el favor de los votantes. Tal escrito recibe el nombre de Petitione Consulatus o Commentariolum Petitionis (Brevario de Campaña Electoral).
Veinte siglos más tarde, las recomendaciones del menor de los hermanos Cicerón siguen siendo válidas y son consideradas como el primer Manual de Estrategia de Campaña Electoral de la historia.

Lo que Quinto le dijo a Marco…

1. Convéncete de que eres El Candidato.

“Soy un homo novus aspiro al consulado, ésta es Roma”.

Lo primero a tener en cuenta es saber dónde estás, cuál es tu objetivo y quién eres.
Las cualidades naturales de las que uno ya dispone, como aquellas que se han adquirido de la experiencia, el estudio, la capacidad para actuar con determinación, el ingenio, el esfuerzo, la dedicación, la oratoria y, sobre todo, el don de estar alerta, representan condiciones básicas del candidato. Pero en campaña, importa más el poder de convicción, es decir, haz que todas esas facetas naturales se tengan como ciertas.

“Siendo esa la causa de tu fama y posición actual, debes estar siempre listo para preparar cada defensa como si el veredicto fuera a depender sólo de tu habilidad y poder de convicción”.

DAFO candidatos

Conoce a tus rivales

2. Quiénes son tus rivales.

La descripción de las debilidades, fortalezas y oportunidades de los oponentes de Cicerón en el capítulo II del manual, no queda lejos de la técnica de análisis DAFO que tan recurrida es en el mundo del marketing y la publicidad.

El asesor (spin) advierte al candidato “Así pues, si pones en práctica lo que generosamente te han concedido la naturaleza y el estudio, y de lo que siempre te has valido, si haces lo que las circunstancias exigen de ti, lo que puedes y lo que debes, no te será difícil hacer frente a unos rivales la fama de cuyos vicios es mayor que la distinción de su linaje”.

4. Los amigos y los otros votos.

“Es necesario crearse amistades de cada una de estas clases: para las apariencias, hombres de familia y cargo ilustres que, aunque no se esfuercen en hacerle propaganda, al menos aumentan en algo la dignidad del candidato; amigos para garantizarse la protección de la ley, los magistrados (y entre ellos, primero, los cónsules, y luego, los tribunos de la plebe) y amigos para conseguir el voto de las centurias, hombres que gocen de una influencia muy particular”.

Durante la época de Cicerón, el sufragio era censitario, de ahí el gran valor el voto de amistades y cargos ilustres de la sociedad romana. Era clave de la campaña ganarse el favor de las personalidades con influencia en el fórum.
La extensión del voto a toda la población (universalidad del voto) no significa que las palabras de Quinto queden desactualizadas. Todo lo contrario, ya Quinto avisó que es relevante para una campaña movilizar primero a los tuyos para así convencer a los indecisos.

“Si bien es necesario sentirse de antemano respaldado y protegido por unas amistades sólidas, no obstante dedícate a la ciudad entera, a todas las corporaciones, a las aldeas, a los barrios; si te ganas la amistad de los hombres más importantes de estos grupos, podrás fácilmente, gracias a ellos, contar con el resto”.

5. Estás en campaña.

“Como ya he hablado bastante sobre la manera de trabar amistades, preciso que trate ahora otro aspecto de la candidatura que atañe a la manera de ser del pueblo. Éste desea que el candidato lo conozca por su nombre, lo halague, mantenga un trato asiduo con él, sea generoso, suscite la opinión popular y ofrezca una buena imagen en su actividad pública”.

La cercanía, la confianza, la popularidad,… son atributos medibles y que constituyen una variable a tener en cuenta en el estudio del comportamiento electoral (STOKES 1966, MILLER y KINDER 1986, WATTENBERG 1991, RICO 2009, entre otros). La accesibilidad del candidato es una tarea cada vez más difícil en una sociedad tan amplia como la actual. Ganarse el calor positivo de la opinión pública requiere de nuevas herramientas de comunicación que permitan que el mensaje llegue al votante que vive a kilómetros de distancia, incluso en un país extranjero.
Los medios de masas cambiaron el paradigma de la comunicación acercando al candidato a través de la pantalla de un televisor. Las nuevas tecnologías y las redes sociales han mejorado dichas vías de comunicación. Aún así, el candidato sigue paseando las calles, saluda a su votante y recorre kilómetros en su “caravana de campaña”.

En campaña

 

VÍA| Petitione Consulatus o Commentariolum Petitionis (Brevario de Campaña Electoral)

IMAGEN| Quinto Tulio Cicerón

RELACIONADOS