Economía y Empresa 


¿Cuándo pagar con una tarjeta de crédito?

En apenas un mes, serán muchos los que darán rienda suelta a sus tarjetas de crédito y es que, sobre todo con la los preparativos navideños y los regalos, el gasto se incrementa de forma considerable. La tarjeta de crédito se ha convertido en un elemento indispensable a la hora de pagar. Por eso, cada vez menos personas pagan en efectivo. Pero, pagar con tarjeta no es tan ventajoso como parece.

Persona pagando sus compras con tarjeta de crédito.

Compras con tarjeta de crédito.

En primer lugar, es importante distinguir entre tarjeta de crédito y débito, ya que se tiende a generalizar el término “tarjeta de crédito” para ambas, cuando en realidad son dos cosas diferentes. Llamamos tarjeta de débito, a aquella tarjeta que a la hora de realizar un pago éste es cargado “directamente en la cuenta corriente o libreta de ahorros del titular”. En cambio, la tarjeta de crédito permite la financiación, ya que se puede efectuar el pago aunque no se dispongan de los fondos suficientes en la cuenta. Esta distinción es fundamental, ya que pueden haber personas que piensen que su tarjeta de crédito únicamente se limitará al dinero que tengan en la cuenta, y no es así.

A partir de ahora, a lo largo del artículo, sólo se hablará de las tarjetas de crédito. Este instrumento de pago, sin ninguna duda resulta mucho más cómodo, ya que no hace falta ir cargados de dinero a la hora de hacer un pago que implica desembolsar un importe considerable. Aunque, por muy cómodo que sea todo tiene sus inconvenientes.

Por un lado, el contar con financiación tiene un coste, es decir, a cambio de recibir dinero se deberá proceder al pago de unos intereses. De esta manera, hay que conocer bien cuál es el mejor momento para usarla. Así, ésta resulta un buen sistema para hacer pagos puntuales, pero siempre tratando de no acumular muchos créditos, de forma que no se dedique más de 30% o 40% de la cifra de ingresos al pago de deudas. Por el contrario, no es recomendable utilizarlas cuando se trate  de un pago fraccionado de una cuantía elevada, ya que esto hará que la deuda permanezca en nuestro balance durante más tiempo, y por tanto paguemos más intereses por ello.

untitled

          Tarjeta de crédito

Al mismo tiempo, resulta imprescindible conocer las condiciones que incorpora la tarjeta, incluidas las de pago. Dentro de este aspecto es importante, prestar atención “al tipo de interés, cuota de emisión y las comisiones, así como el modo de abono del que dispone la tarjeta”. A su vez, y no menos importante es controlar el gasto, ya que se podrá disponer del dinero que sea necesario, pero siempre pagando un coste por ello.

En definitiva, las tarjetas de crédito han de ser usadas con moderación, ya que si no se estaría incurriendo en un estilo de financiación, que muchas veces resulta innecesaria, y que al mismo tiempo puede incrementar los gastos de forma considerable.

Vía| 20 minutos

Más información| ABC , BBVA

Imágenes|Beevoz, Condislife, Pixabay

En QAH| Tarjetas de crédito: 7 consejos para no pagar de más, ¿Es posible utilizar tu tarjeta de crédito…sin endeudarte?, ¿En qué se diferencia una tarjeta de débito a una tarjeta de crédito?

RELACIONADOS