Economía y Empresa, Finanzas 


¿Existe un riesgo moral en bolsa?

Sí, sí existe. El problema es que intentar especular en los mercados actuales requiere pensar exactamente al revés de lo que recomendaría la práctica bursátil habitual, es decir, habrá que anteponer la reacción monetaria de los bancos centrales (la Reserva Federal o el BCE) sobre cualquier fundamento macroeconómico dominante. En conclusión, en estos tiempos que vivimos hacer asset management se convierte en un intento de “racionalizar la irracionalidad” sobre todo desde la quiebra de Lehman Brothers.

¿Cómo funcionaba el mercado antes de la crisis? Se regía por una lógica muy simple: si los datos macroeconómicos eran favorables, el mercado se ponía bullish (optimista) y subía la bolsa; sin embargo, si los datos eran peores los mercados se tornaban bearish (pesimistas) y la bolsa bajaba. Actualmente, debido a las enormes distorsiones monetarias (como ocurre, como ya señalamos en QAH, cuando se monetiza deuda) a las que fueron expuestos los mercados ocurre que, cuando un dato es negativo, los mercados lo celebran en vez de preocuparse. Es más, en ocasiones, los mercados esperan un mal dato y lo usan como catalizador de una subida de la bolsa y presión para que la Fed ponga en marcha una flexibilización cuantitativa más, es decir, una política monetaria laxa.

Cuando lo irracional se convierte en fundamento

Cuando lo irracional se convierte en fundamento

El problema de que los inversores estén permanentemente vigilando a lo que pueda hacer la Fed o el BCE es que se contamina su espíritu, esto es, existe un moral hazard (riesgo moral) que se ha maximizado desde el inicio de esta crisis. Al final, el riesgo moral se traduce en que los inversores aumentan el riesgo que están dispuestos a afrontar a la hora de invertir puesto que saben que, si las cosas se ponen mal, los bancos centrales bombardearán el mercado con dinero reflotando la bolsa de nuevo.

Si la economía real presenta graves distorsiones, si el sistema financiero español cada día va peor, si Grecia presenta mayores dificultades cada semana o si el déficit fiscal de Chipre es incontrolable, a nadie le importa y, ni siquiera genera que los inversores adopten estrategias de cobertura para sus inversiones (por ejemplo, si tengo comprada una cartera puedo vender futuros de dicha cartera para cubrirme del riesgo). ¿Para qué vender futuros, una estrategia a la baja, si Ben Bernanke u otro banquero central aparecerá con un estímulo monetario que neutralizará temporalmente un shock real dado?

¿Cómo sabemos que este riesgo moral se está dando en los mercados? Pues, como ya explicamos en QAH, el colapso de las volatilidades implícitas que vemos en el VIX desde 2012 está reflejando esta realidad.

En la actualidad, el mercado está plagado de graves problemas no resueltos (crisis de deuda europea, gigantesco déficit americano o una burbujeante economía china) y, sin embargo, nadie se molesta en comprar protección frente a todo este riesgo. Este patrón del comportamiento de la inversión le ha sido muy útil a la política global. Es mucho más sencillo para un Gobierno transitar años enteros de mediocridad económica con elevado desempleo si el índice S&P500 sube un 10% que si cae un 10%.

En conclusión, los shocks monetarios han congelado expectativas ubicando al mercado en una incomprensible nube hipnótica de felicidad y han eliminado hasta al más tozudo bear (pesimista). Los bancos centrales han comprado tiempo, lo cual ha sido esencial en esta crisis. Las distorsiones que genera semejante moral hazard no son neutrales al equilibrio general. La otra cara de citado moral hazard es la generación de burbujas en mercados como ocurre en el mercado de materias primas o en el mercado de bonos soberanos americanos. Los próximos años serán cruciales para ver hasta qué punto puede el mercado desarmar las burbujas del 2013, sabiendo que no lo puedo hacer en el 2006.

 

Vía| Cuando lo irracional se convierte en fundamento, Macrofinance

Más Información| El País: Moral Hazard

Imagen| USA Watch Dog

En QAH| ¿Qué es la monetización de deuda? | ¿Qué es el VIX o indicador del miedo? | La política monetaria y el Banco Central Europeo | Política monetaria y los problemas de Europa | Decisiones de política económica, ¿qué son los tipos de interés oficiales?

 

RELACIONADOS