Coaching y Desarrollo Personal 


Cuando lo importante no es urgente

 

Es útil pararse para definir si una de nuestras tareas es urgente o importante

Es útil pararse para definir si una de nuestras tareas es urgente o importante

Estamos trabajando, nos llega un whastapp mientras  hablamos por teléfono y al mismo tiempo tratamos de leer un mail que nos acaban de enviar. Además, cuando salimos del trabajo vamos con prisa a hacer la compra;  y si nos da tiempo queremos pasar por la farmacia para coger algo para el catarro primaveral que tenemos desde hace 1 semana. ¿A quién no le ha pasado esto en alguna ocasión? Vamos corriendo y saltando y haciendo juegos malabares para poder hacer 1000 cosas. STOP. Hay que parar, porque con este ritmo llegarán las vacaciones y sólo las aprovecharemos para descansar del estrés acumulado y no las podremos disfrutar de verdad. Paremos.

Comenzamos el día o la semana y nos hacemos una lista de todos los asuntos que tenemos pendientes, tanto a nivel profesional como personal. Es cierto que nosotros nos podemos marcar unos objetivos y desde fuera nos pueden marcar otros, en este caso empezaremos con los nuestros, después veremos que hacemos con los que vienen de fuera.

1310489579

La urgencia requiere inmediatez, la importancia tiene tiene que ver con los resultados

Cuando pensamos en unos objetivos es necesario saber cuáles son urgentes y cuáles son importantes. Tanto en la vida profesional como personal.

Si este fin de semana hemos decidido con nuestra pareja que nos vamos a ir de vacaciones a Malta, habrá que organizarlo, puede que sea necesario ir buscando vuelos y hoteles, podríamos decir que es importante, pero no es urgente a no ser que queramos acogernos a una promoción que acaba en 4 días.

Por tanto, si no es urgente, no requiere una inmediatez y lo podemos  hacer más adelante, simplemente no podemos olvidarnos de ello. Si en el trabajo tenemos que presentar un estudio en 2 días y lo tenemos ya casi organizado del todo, pero nos pasan unos datos que pueden modificar la exposición del estudio, entonces sí tenemos la urgencia de ponernos a revisar como modifican esos datos nuestra presentación. La urgencia necesita inmediatez, lo importante tiene que ver con los resultados.

Es urgente la llamada de un compañero del que esperamos una información para el estudio que presentamos en dos días. La llamada de un compañero que quiere hablar conmigo para organizarnos el viaje de las vacaciones  dentro de 3 meses; es importante.

Utiliza el sentido común

Utiliza el sentido común

Saber diferenciar entre urgente e importante es una herramienta muy eficaz de cara a alcanzar los objetivos que nos proponemos; nos ayuda a gestionar mejor el tiempo, a trabajar en base a unas prioridades,a  dar la importancia necesaria a cada tarea que realizas a lo largo del día. Pueden existir varias situaciones alternas, que algo sea urgente e importante, urgente y no importante, importante pero no urgente y no importante y no urgente.  Por eso, aprender a colocar nuestras actividades en el cuadrante correspondiente es una habilidad que podemos comenzar a trabajar para alcanzar más rápido nuestros objetivos.

 

 

Imagen | Abogados en red, Smartblog, Cuadrante

En QAH | Aprende a conocerte

Más información | Generando Talento

RELACIONADOS