Salud y Deporte 


¿Cuándo empieza la educación sexual?

Los niños generalmente se identifican con el sexo con el cual nacen y los padres empezamos a preocuparnos porque nuestros hijos empiezan a explorar y tocar sus genitales desde los primeros años de vida; no queremos que lo hagan, pero es inevitable.  Nuestras actitudes respecto estas manifestaciones de su sexualidad, que no tiene contenido erótico ni malicia sexual alguna, va a hacerles ver si la sexualidad es algo malo, que no debe producir placer al tocarse porque es vergonzoso y sucio, o al contrario, le hará ver que la sexualidad es natural, placentera y digna de ser explorada.

¿Cuándo empieza la educación sexual?

¿Cuándo empieza la educación sexual?

La educación sexual debe dejar de ser un tema tabú y tenemos que hacernos conscientes de que empieza antes de nacer. Cuando ya sabemos de qué sexo será nuestro hijo elegimos la decoración de su habitación, su ropa y sus juguetes: si es niña su ropa   y su habitación será color rosa, los juguetes serán muñecas y peluches delicados; si es varón elegiremos  el color celeste para su cuarto y su ropa, los juguetes serán  peluches de animales y pelotas.  Allí ya estamos educando sexualmente, en función del género y de los estereotipos de género impuestos por la sociedad.

Negar que la sexualidad es inherente al ser humano, que empieza a manifestarse desde la primera infancia y no hablar del tema es una forma negativa de educar.  Es importante educar a nuestros hijos, nombrando a los genitales por su nombre propio, al ponerle  apodos ellos van a presentir que algo raro sucede con sus genitales que deben ser ocultados y no mencionados.

Educar en sexualidad en las primeras etapas implica hablar de:

  • Valores
  • Aceptación del propio cuerpo, incluyendo genitales
  • Respeto a la intimidad
  • Establecimiento de límites respecto a caricias y toques

Conversar con naturalidad y sencillez sobre temas sexuales con nuestros hijos permitirá que puedan tener la confianza de acudir a nosotros cuando necesiten apoyo e información sobre su seguridad, su vida, sus relaciones y su futuro.

La educación sexual temprana y acorde a cada etapa de la vida, hará que formemos personas sexualmente responsables, lo cual puede marcar la diferencia entre una vida sexual plena o una vida truncada por una sexualidad disfuncional, embarazos no deseados e infecciones de transmisión sexual. ¿Te animarías a conversar con tus hijos pequeños, sobre sexualidad, o prefieres dejar que personas extrañas lo hagan antes que tú?

 

Imagen| Guía Infantil

 

RELACIONADOS