Economía y Empresa 


¿Cuándo dos empresas son aliadas?

¿Cuándo dos empresas son aliadas?

¿Cuándo dos empresas son aliadas?

Una de las ideas que tenemos más (y mejor) formadas en nuestra mente es la imagen de ver a empresas competir e intentar “robar” clientes a la competencia o tratar de que sus competidores se queden por el camino. En muchas ocasiones, las empresas suelen salir malheridas en muchas ocasiones debido a la alta competencia, ya sea a través del beneficio reducido, de sus reservas de recursos malgastadas o por un mero desgaste de su reputación. En este artículo vamos a ver que también hay situaciones en las que las empresas son aliadas, e incluso amigas.

Para llegar a este punto, debemos entender que la complementariedad estratégica es la base de este tipo de relaciones. En otras palabras, que la existencia de la empresa A no condicione negativamente a la existencia de la empresa B (negativamente en pérdida de beneficio, clientes…). Cuando la empresa A y la empresa B pueden obtener beneficios mayores si cooperan en lugar de competir, estaremos en una situación típica en la que se recomienda que ambas empresas tomen decisiones maximizando el resultado conjunto.

Decidir que es mejor actuar juntos que hacerlo por separado no es tarea fácil y es el resultado de analizar factores claves en la interacción. Uno de esos factores es la interacción ilimitada, sin límite en el horizonte. Con este concepto lo que se busca explicar es que dos empresas cooperarán si no ven una amenaza latente en la duración de su colaboración. Si saben que se acabará, no tendrán incentivo a cooperar en el último día, ya que no seguirán maximizando el beneficio conjunto en el siguiente día. Por lo tanto, utilizando la inducción hacia atrás, cada empresa pensará que si el último día no quiso cooperar, el penúltimo tampoco querrá, ni el antepenúltimo… Y así hasta el momento de la decisión. Por eso es importante considerar una cooperación para siempre.

Otros factores a considerar, si el mercado está muy atomizado (muchas empresas) es muy difícil cooperar, ya que puede ser costoso de controlar y de coordinar. El tipo de interés (el coste de esperar) es importante también, a mayor tipo de interés, más incertidumbre y menos cooperación. Por último, la capacidad de “castigar” a la empresa que traiciona el trato. Si pueden establecerse graves consecuencias por desviarse del acuerdo, el incentivo será menor.

Casos como Windows e IBM o Apple y Nike, son ejemplos de cooperación y de mejora común debido a la cooperación estratégica.

Vía| Dixit, A. and Skeath, S. “Games of strategy”. Norton & Company 2004,

Imagen| Kayrogney

En QAH|  ¿Qué es la co-opetición? , El modelo de las cinco fuerzas competitivas , ¿Qué es Supply Chain Management?

RELACIONADOS