Jurídico 


¿Cuáles son los requisitos para entrar en la ‘zona euro’?

Euro letón

Euro letón

Ante la vorágine económica y las críticas continuas que se ciernen desde hace años sobre el euro, todavía hay países que confían en la moneda europea como instrumento que garantizará el bienestar de sus ciudadanos y estabilizará su economía. Y es que el pasado 1 de Enero se hizo efectiva la incorporación de Letonia a la zona euro; el país báltico ha convertido al euro en su nueva moneda de cambio, dejando atrás el lats letón, la divisa que ha estado en curso desde 1993. Como es habitual, ahora comienza un periodo de doble circulación para ambas monedas con el fin de retirar de manera progresiva y definitivamente la moneda letona. Esta incorporación está sometida a una serie de requisitos, cuáles son y quiénes se han sometido anteriormente a ellos es lo que trataremos en este artículo.

Tras la iniciativa de crear una moneda común europea en 1995, después de que entrara en vigor dos años antes el Tratado de la Unión Europea, también llamado Tratado de Maastricht, para la creación de una unión económica y monetaria, los Estados miembros (EEMM) tomaron la decisión de establecer unos criterios de convergencia que en principio debían cumplir todos aquellos que quisieran optar a incluir al euro en su mercado nacional. Esas condiciones fueron las siguientes:

  • Estabilidad de los precios. Los estados candidatos tendrían que tener un comportamiento de los precios sostenible y una tasa media de inflación, observada un año antes del examen, que no superara en un 1,5% la de los tres EEMM, con el mejor comportamiento en materia de estabilidad de precios; el valor de referencia adoptado fue el del 2,7%.
  • Cuentas públicas. Los países candidatos deberían tener un déficit menor del 3% y una deuda pública no mayor del 60% del PIB.
  • Tipos de interés. Un año antes del examen, el tipo medio de interés no debería superar en más de un 2% el de los tres EEMM con un mejor comportamiento en la materia; el límite que se acordó fue el del 7,8% del PIB.
  • Estabilidad de las fluctuaciones. El último y no por ello menos complejo de los requisitos era que su tipo de cambio no hubiese oscilado más del 2,25% en los dos años anteriores.

Pues bien, tras el conocido ‘Informe de Convergencia’ que presentó la Comisión Europea en Marzo de 1998, un par de meses después, el Consejo Europeo constató que los 11 países candidatos a adoptar el euro como moneda propia habían superado los controles de calidad. Estos países adoptarían el euro como moneda a partir del 1 de enero de 1999; los países que se excluyeron en un primer momento de la conversión fueron Reino Unido, Suecia, Dinamarca y Grecia; este último se incluyó en Enero de 2001.

Años después, las cifras demostraron que el cumplimiento no fue del todo real:

Con respecto a la estabilidad de los precios, 14 de los 15 países que formaban entonces la Unión Europea cumplía las expectativas encontrándose por debajo del límite exigido.

En lo que a cuentas públicas se refiere, cinco era el número de país con un déficit menor al 3%, pero la Comisión Europea interpretó un ánimo de reducción en el resto de los 9 países. Esa buena voluntad de la institución europea volvió a aparecer con la deuda pública, donde sólo cuatro no superaban la barrera del 60%, y eso que todos habían llevado a cabo recortes de calado, salvo Alemania, que aún pagaba las consecuencias de la reunificación.

Los tipos de interés fue el requisito que más países cumplieron, siendo solamente Grecia el único país en sobrepasar el 7,8% del PIB anteriormente citado.

Y en cuanto a tipos de cambio, sólo diez países cumplían con que su estabilidad cambiaria no hubiera fluctuado en más de la cifra requerida.

Anna Lindh, Ministra de Relaciones Exteriores de Suecia

Anna Lindh, Ministra de Relaciones Exteriores de Suecia

Dinamarca, el Reino Unido y Suecia no han adoptado hasta el momento la moneda única. El primero lo rechazó por referéndum donde el 53% de los votantes, con una participación de más del 86% se manifestaron en contra de la adopción de la divisa. Algo parecido ocurrió con Suecia, que también lo rechazó por referéndum días después de que asesinaran a la ministra socialdemócrata Anna Lindh, impulsora de la medida; como dato relevante, Suecia fue el único que cumplió todos y cada uno de los requisitos de convergencia.

Dieciséis años después del Informe de Convergencia, y tras la aprobación en el Pleno del Parlamento Europeo y en la reunión del ECOFIN de julio, Letonia dice ardievas’ a los lats para dar la bienvenida al euro tras solicitar su adhesión a la moneda común el pasado marzo.

Habida cuenta de los datos obtenidos tiempo después y a modo de conclusión, sería importante plantearse si haber sido tan laxos y a la hora de otorgar permisos de entrada en la Eurozona, no ha sido sino el origen de muchos de los males que ahora adolecen a la moneda única y a todo el entramado socioeconómico que ha generado desde su creación.

 

Sirva este artículo de recuerdo a la Ministra Anna Lindh, y a tantos otros hombres y mujeres que han dado su vida por defender la alianza y el diálogo entre diferentes estados y culturas.

 

Vía | Europa Ciudadana

Más información | Serie euros en Letonia, Ecofin, Criterios de Convergencia, Informe de Convergencia

Imagen |Euro letón, Ana Lindh

En QAH | El Euro: Precio político de la Reunificación alemana (I), ¿Conocemos realmente nuestra Unión Europea?, Los Órganos de la Unión Europea: El Consejo Europeo

 

RELACIONADOS