Economía y Empresa, Emprendedores 


¿Cuáles son los mejores sectores para emprender?

Existen sector como como el Big Data, el sector del mobile, el internet de las cosas y la medicina predictiva son los que están creciendo más actualmente. A estos se unen otros campos se pueden añadir las fintech. Algunas áreas de negocio tienen más posibilidades que otras, siempre y cuando la idea, el equipo y el business plan sean los apropiados.

El sector mobile será el más relevante para todas las áreas de negocio. Otros sectores fuertes serán la medicina predictiva y el Big Data, así como la automoción, que están experimentando un aumento sustancial anual.

¿Qué pasa en el mundo para los emprendedores?

Existen grandes temáticas que son globales y que están claramente en auge. Los sectores o tecnologías que se pueden considerar calientes son el de las fintech (tecnología e innovación aplicada al sector financiero). Internet de las cosas que aún se está desarrollando. Aplicaciones basadas en blockchain para la seguridad y confianza en las transacciones financieras. Los servicios de economía colaborativa.

En Estados Unidos están cobrando especial relevancia la robótica, los coches automáticos y los principales desarrollos en inteligencia artificial, que se alimentan de un software que se desarrolla principalmente en este país. Por tanto, el desarrollo de código se habla de un producto que puede aplicarse a diferentes industrias y a diferentes dispositivos con diferentes usos dentro de sus áreas.Sectores emprender

En Israel los sectores de bio y nanotecnología son la vanguardia de la industria. En Europa existe un desarrollo tecnológica fuerte con continuación temporal que se alimentan de los avances para crear entornos emprendedores dinámicos.

Los sectores más potentes son aquellos en los que todavía hay mercado que desarrollar para dar respuesta a necesidades de un determinado público objetivo, pero siempre es encontrar con una idea original.

¿Se deben elegir sectores calientes?

Elegir un sector considerado como caliente puede ser una decisión inteligente siempre y cuando se cuenta con una iniciativa diferente a las otras. Por esto, el emprendedor se debe preguntar hasta qué punto su proyecto es útil o es capaz de revolucionar ese área en concreto, generar comportamientos distintos tanto al cliente como a los usuarios, y conseguir un modelo negocio viable.

Es aconsejable conocer muy bien el sector en el que se quiere estar y a la competencia. Para emprender se tienen que tener ciertas garantías. Se aconseja hacer un análisis al principio y un lista con todo lo que se necesita para sacar adelante el proyecto, costes, personal…

Pero ningún estudio te hace inmune al fracaso. No se debe tener un mercado suficiente, no haber validado el producto, problemas financieros o de caja y dificultades con los equipos… pudiendo ser algunas de las dificultades que se puede encontrar el emprendedor y le pueden hacer que su iniciativa fracase.

También se puede fracasar por adelantarse a la tendencia de mercado, aunque lo peor es llegar tarde, sobre todo si se trata de un inversor ya que si retrasa a la hora de invertir en un nuevo proyecto puede que cuando llegue las valoraciones de las startups estén altas.

Por parte del emprendedor, llegar tarde significa que alguien ya ha conseguido ocupar el nicho de mercado que se pretendía ocupar y tendrá que posicionarse dominante sobre el mismo. Mientras que si se llega pronto quizás la demanda no esté madura y podamos pasar desapercibidos.

Como todo en la vida tiene sus pros y sus contras, pero adelantarse tiene un siempre una ventaja competitiva, siempre y cuando se sepa crear una necesidad y educar al cliente. Por tanto, encontrar un sector de moda para emprender es importante y nos puede ayudar, pero no supone que tengamos éxito en la empresa.

¿Se puede considerar las Fintech cómo una moda?

Realizar cualquier operación financiera a través de nuestro dispositivo móvil es cada vez más normal. Los emprendedores han encontrado en este sector un gran filón para explotar con un gran importante volumen de mercado dominado por empresas con estructuras de coste altas y todavía ineficientes.

El perfil tipo de quien quiere emprender en fintech suele corresponder a un profesional que debe conocer el sector, que tiene ya experiencia y dispone de una red de contactos. Además de un mínimo de capital para comenzar a emprender.

En Fintech hay menos fracasos ya que el sector está muy supervisado. Existen barreras de entradas pero muchos menos fallos. Además hay, de momento, poca competencia. Los números acompañan a muchos emprendedores e inversores ya que durante el primer semestre del 2016 se han recibido inversiones por valor de 5.300 millones de dólares estadounidenses.

Vía| Comunidad IEBS

Más información| El futuro de la sociedad española en la era digital: tendencias y oportunidades de mercado

Imagen| Creditoreal

En QAH| Sectores atractivos para montar una tienda online

RELACIONADOS