Cultura y Sociedad, Historia 


¿Cuál fué el puente por el que Napoleón no pudo cruzar?

 

 

De la Isla de León no pasó Napoleón” El puente (número 14  en la  carta el Siglo XIX) fue secularmente la única comunicación terrestre de la ciudad de Cádiz  y de la Real Isla de León con la península. Bicentenario San Fernando 1810 – 2010

“Aquí fue el límite de la España libre. En este histórico puente, las brigadas de Artillería e Infantería Real de Marina y fuerzas navales y del ejército al mando del Capitán de Navío don Diego de Alvear y Ponce de León, con heroísmo y valor, rechazando los ataques del ejército francés desde el 10 de febrero de 1810 al 25 de agosto de 1812 e hicieron de estas piedras venerables el último baluarte de la independencia española”. En este hecho se fundamenta el ORIGEN del ESTADO ESPAÑOL, en la causa abierta por la GUERRA DE LA INDEPENDENCIA, crisis histórica revolucionaria en 1808, dinástica, política, social y jurídica, que más tarde da lugar a la  Iª CONSTITUCIÓN LIBERAL de 1812 “La Pepa”

El 29 de noviembre de 1996 fue inscrito como Bien de Interés Cultural (BIC) en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz con la categoría de Sitio Histórico el gaditano Puente Zuazo, por la Dirección General de Bienes Culturales. El primer arquitecto al que se le encargó fue Alonso Rodríguez, Maestro Mayor de fábrica de la Catedral de Sevilla. Posteriormente, a Benedicto de Rávena y, finalmente, a los hermanos Guillisasti, quienes trabajaron en la obra desde la segunda mitad del siglo XVI. Construido en piedra ostionera, es sin duda el símbolo de la ciudad de San Fernando,  reflejado en su escudo. La importancia que el puerto marítimo de Cádiz tuvo en el siglo XVI se debió, en gran parte, a la existencia del puente Zuazo, paso  obligado de mercancías procedente del Continente que embarcaban rumbo a las Américas.  

Desde  1605, el puente Zuazo estaba totalmente fortificado paliando el posible daño efectuado a la ciudad de Cádiz, unión de La Isla con tierra firme, capaz de resistir a las baterías de las galeras enemigas que pudieran venir por el río San Pedro. Estas marismas, donde se ubicaban los baluartes de Daoiz y Velarde, enclavados en las salinas de Santa Teresa y Santa Ana,  detuvieron a  las tropas francesas que quisieron invadir la zona en el siglo XIX. Dos baluartes más, el de San Pedro y el de San Pablo dotados de cuerpos de guardias y almacenes para la munición, y la fortificación del Portazgo, separada del puente, a orillas del caño Zurraque, en cuyas inmediaciones se levanta el Arrecife, con foso y puente levadizo,  aseguraban la zona. Cada 24 de septiembre, aniversario de la primera reunión de las Cortes de Cádiz  en la Iglesia Mayor, se  recrean en el puente y las baterías cercanas, combates que recuerdan a los librados en este lugar durante el asedio francés.

 Vía| Guardia Salinera Isleña , Monumentalnet.org.

Imagen| Puente Zuazo Fotografía

RELACIONADOS