Historia 


¿Cuál fue el primer Pronunciamiento de la Historia de España?

 

Muchas personas cuando leen la palabra “pronunciamiento”, inmediatamente se le viene a la memoria los continuos alzamientos militares que salpicaron la España del siglo XIX, como ejemplos de estos, se puede citar el pronunciamiento del coronel Riego en 1820, o el de Martínez Campos en 1874, ambos tuvieron éxito, logrando el cambio político que buscaban. Exactamente un pronunciamiento es un alzamiento militar encabezado por un oficial que tiene como objetivo el cambio de gobierno de un Estado. Esto fue lo que ocurrió en el que es considerado por muchos como el primer pronunciamiento de la Historia de España, el protagonizado por D. Juan José de Austria en 1669, pero antes de sumergirnos en este hecho, hablaremos un poco de su contexto.

Mapa de Europa tras la paz de Westfalia

Mapa de Europa tras la paz de Westfalia

La España de la segunda mitad del siglo XVII, era todavía considerada una superpotencia, pero su poder se había visto mermado considerablemente con la derrota en la Guerra de los Treinta Años y la consecuente firma de la Paz de Westfalia de 1648. España había dejado de ser la principal potencia del continente, siendo sustituida por Francia. A pesar de este varapalo, España todavía conservaba en Europa toda la península italiana, Portugal y los Países Bajos españoles, germen de la actual Bélgica.

En el ámbito social, estos años fueron caóticos para España. Estallaron revueltas populares en Nápoles, Cataluña y Portugal, además de una situación social muy inestable tanto en Castilla como en Flandes. A todo esto se unía la falta de descendencia del rey español Felipe IV.

En este contexto es cuando muestro protagonista aparece en escena. Juan José de Austria fue el único hijo bastardo reconocido por Felipe IV, fruto de las relaciones del monarca con la famosa actriz de comedia María Calderón, la “Calderona”, siendo reconocido en 1642. En principio, el futuro destinado a este bastardo era la carrera eclesiástica, pero finalmente se decantó por las armas. En 1647 empieza su carrera militar como Príncipe de la Mar y Vicario de la Corona de Italia, para sofocar la rebelión del reino de Nápoles, situación que logra estabilizar en 1648. A continuación es designado virrey de Sicilia, estando en la isla hasta 1651.

Juan José de Austria

Juan José de Austria

Después de su estancia en Sicilia, es enviado a Barcelona para acabar con la revuelta iniciada en esta zona en 1640 (revuelta de los Segadores) cosa que logrará en 1652, siendo nombrado Virrey de Cataluña. Con este currículum, militarmente impecable, es enviado a Flandes en 1656, y a Portugal en 1661 para acabar con sendas rebeliones, pero fracasó estrepitosamente en ambos escenarios.

Con su estrella de capa caída, se produce la muerte de Felipe IV en 1665, iniciándose un nuevo período para Juan José de Austria. La Corona española había recaído en el heredero de Felipe IV, Carlos II, conocido popularmente como “El Hechizado”. El nuevo rey contaba apenas con 5 años cuando su padre fallece, por lo que se inicia en España una larga regencia, ostentando la Corona la madre de Carlos, Mariana de Austria. Esta oportunidad no será desaprovechada por Juan José, que desde un principio intentará hacerse un hueco en el Consejo de Regencia, gracias a su condición de hijo natural de Felipe IV, pero no lo conseguirá.

Nithard

El confesor y consejero Juan Nithard

La nueva regente, rodeada de desafectos en la Corte y poco hábil en tareas de gobierno, buscará consejo en la figura de su confesor, el clérigo flamenco Nithard. D. Juan José participará activamente en la campaña para desprestigiar al favorito de la regente. Además la delicada salud del heredero hace que Juan José tenga cada vez más relevancia.

Su influencia fue en aumento, sobre todo en Cataluña, donde había dejado buen recuerdo cuando fue Virrey. En 1669 reúne aquí un pequeño ejército que se encaminó a Madrid para derribar al confesor Nithard. Como se describió en la época, “No se oía ni veía otra cosa que sombreros en el aire y voces, ‘Viva el señor Don Juan, nuestro restaurador, que mira por la honra de España’…”

Mariana de Austria, asustada antes esta maniobra de D. Juan José, decide enviar a Nithard como embajador extraordinario a la Santa Sede, “echándolo” de la Corte. Pero Juan José no tenía ni el poder ni la legitimidad suficiente como para destituir a la regente, ni a su hermanastro Carlos. Finalmente Juan José es nombrando Virrey de Aragón, siendo alejado de la Corte y de sus partidarios catalanes. Este es considerado por muchos historiadores como el primer pronunciamiento de la Historia de España, ya que Juan José se dirigió con una fuerza militar hacia la capital del reino, para realizar un cambio de gobierno, pero por desgracia, no sería el único pronunciamiento que protagonizaría.

El valido Fernando de Valenzuela

El valido Fernando de Valenzuela

D. Juan José aprendió la lección, y no desaprovechará la siguiente oportunidad que se le presentó en 1675. En este año Carlos II debía asumir la Corona, pero el Consejo de Regencia, liderado por su madre, seguía ejerciendo el poder. Esto para Juan José era intolerable, ya que pensaba convertirse en el nuevo valido de su hermanastro. Además Mariana de Austria había aupado a Fernando de Valenzuela como  valido, odiado por la nobleza, que lo consideraba un advenedizo.

Con el apoyo nobiliario, Juan José se rebela de nuevo en Zaragoza en 1677, reuniendo un gran ejército, para echar del gobierno a Valenzuela, objetivo que conseguirá. Valenzuela será desterrado a Filipinas, y Juan José se convertirá en valido de su hermanastro Carlos, desarrollando una carrera política muy activa, con decretos de colonización y reformas monetarias, entre otras medidas. Finalmente, por culpa de esta frenética actividad política, Juan José de Austria falleció en 1679 con apenas 50 años. Con él desaparecerá la última oportunidad de buen gobierno de la dinastía de los Austrias españoles.

http://youtu.be/1hmx0XL7mZI

Vía| España Eterna

Más Información| ArteHistoria

Imagen| Mapa; Juan José de Austria; Juan Nithard; Fernando de Valenzuela

Vídeo| Memoria de España “De los Austria a los Borbones”

En QAH| Olivares: El fin de la Hegemonía Hispánica; El “Gran Valido”: el duque de Lerma

RELACIONADOS