Cultura y Sociedad, Historia 


¿Cuál fue el papel de los periódicos españoles en la Gran Guerra?

El 28 de junio de 1914 estalla la que será considerada una de las mayores guerras de la historia, como consecuencia de una fuerte rivalidad entre los estados europeos por sus ambiciones imperialistas. En ella participaron las grandes potencias mundiales, y trajo consecuencias especialmente negativas en el ámbito económico (descendió la producción, endeudamiento de países contendientes, destrucción de medios de transporte y fábricas…), sociales (se calcula que en el conflicto murieron más de 10 millones de personas y fueron movilizados unos 70 millones de militares; aunque en este ámbito también hubo aspectos positivos, como la aparición de una mayor concienciación de la labor de la mujer, pues debido a que durante el conflicto las mujeres realizaron las actividades de los hombres que fueron a combatir a la guerra, esto hizo que se reconociera su valor y su derecho a voto), y políticos (como la creación de la Sociedad de Naciones, Tratado de Versalles…).

Portada de ABC donde se informa del asesinato de Francisco Fernando

Portada de ABC donde se informa del asesinato de Francisco Fernando

En el ámbito de la prensa, que es en el que me quiero centrar, la Gran Guerra destacó porque se convirtió en una de los grandes conflictos en el que la prensa tuvo un papel destacado. Durante la 1º Guerra Mundial, los periodistas colaboraron con el ejército y difundieron entre la población falsas historias heroicas, con el fin de mantener el entusiasmo de la retaguardia y fomentar el odio entre los contrincantes. La censura que hubo durante la misma abarcó a toda la prensa gráfica del mundo, ya que no se permitía a los periodistas llegar a los lugares de conflicto sino que solamente determinados oficiales de los Ejércitos eran los encargados de trasmitir toda información.

Las grandes agencias informativas, que habían sido independientes durante la 1º Guerra Mundial, tienen un papel destacado a nivel gubernamental. Los Gobiernos se dieron cuenta de sus posibilidades propagandísticas y las pusieron a su servicio, contribuyendo a un enfrentamiento contra el enemigo, siendo particularmente activas en los países neutrales de sus áreas de influencia. Así, se consiguió una estrecha relación entre la prensa y los Estados.

La guerra afecta a la prensa española en varios aspectos, la obliga a ampliar su horizonte, abriéndose a los asuntos internacionales a los que había dado la espalda, inmensa en los problemas interiores y coloniales que vivía España en este momento. La difícil situación económica hace a los periódicos españoles presa fácil para los servicios de propaganda de los países beligerantes. La guerra aumentó extraordinariamente la práctica de las subvenciones extranjeras. A pesar de que el Gobierno se declaró neutral, los españoles se dividieron apasionadamente entre aliadófilos (defensores de la Triple Entente creada en 1907 e integrada inicialmente por Reino Unido, Francia y Rusia) o germanófilos (la Triple Alianza fundada en 1882, promovida por el canciller alemán Bismarck y que incluía Alemania, el Imperio Austrohúngaro y Italia). Los sectores de izquierdas simpatizaron con los aliados y los sectores conservadores con los imperios centrales. Entre la prensa germanófila destacan El UniversoEl DebateEl CorreoLa Correspondencia Militar y La Acción, frente a la prensa aliadófila, en la que destacan El PaísEl ImparcialLa Correspondencia de EspañaEl SocialistaEl Liberal y el Heraldo de Madrid, entre otros.

Víctor Olmos en su libro Historia de ABC (Editorial: Plaza & Janés) explica que durante la 1º Guerra Mundial, “aprovechándose de las dificultades económicas por las que atraviesan los diarios españoles, debidas especialmente al importante aumento del coste del papel y a la disminución de la publicidad como consecuencia de la guerra, los agentes de los aliados y de los alemanes tientan declaradamente a los medios de comunicación y a los profesionales. Ambos pelean en España una guerra de subvenciones en la que ofertan a periódicos y a periodistas dinero, anuncios, y todo tipo de prebendas para que defiendan su causa”.

Vía| Olmos, Víctor (2003).  Historia de ABC. España. Plaza & Janés

Imagen| Hemeroteca de ABC

RELACIONADOS