Economía y Empresa, Finanzas, Jurídico 


¿Cuál es la situación actual de las cajas de ahorro?

Este artículo pretende ilustrar de forma descriptiva cuál es la situación actual de las Cajas de Ahorro en España (y su repercusión en el Sistema Financiero Español). Para ello, el autor ha realizado un análisis de los aspectos que considera más importantes.

Análisis del entorno:

El sistema bancario español se enfrenta fundamentalmente a tres problemas:

  1. El cierre de los mercados de financiación mayorista
  2. Elevada exposición al ladrillo: crédito inmobiliario y promotor
  3. Exceso de capacidad instalada

Todo ello, se manifiesta en una profunda falta de credibilidad y confianza en el Sistema Financiero Español. Pero el problema se agrava con las Cajas de Ahorro por sus elevadas tasas de morosidad, eficiencia y solvencia fruto de una mala gestión provocada en gran medida por la politización de sus órganos de gobierno.

Reestructuración:

La fuerte reestructuración del sistema se ha producido a través de dos vehículos: SIPs y el traslado de la actividad bancaria a un banco.

Los Sistemas Institucionales de Protección (de ahora en adelante SIPs) fue una fórmula ad hoc de consolidación de balances y de aunar esfuerzos por parte de un grupo de Cajas de Ahorro a través de la asunción de ciertos compromisos de solvencia y liquidez. El problema derivado de este vehículo, conocido popularmente como fusiones frías, es que al no ser una verdadera integración empresarial no han dado los resultados esperados en términos de ahorro de costes y de estabilidad financiera. Además, los SIPs generan graves deficiencias de coordinación entre los distintos órganos de gobierno de las entidades-orígen y de la entidad resultante.

En la actualidad, existen ocho grupos financieros (provenientes de las Cajas de Ahorro) y dos Cajas de Ahorros (Caixa Ontinyent y Caixa Pollença), es decir, se han pasado de 45 entidades Cajas de Ahorro en 2010 a 10 (8+2) entidades Cajas de Ahorro. Por último, se puede afirmar que la restructuración está inacabada y se sucederán nuevos procesos de integración en los próximos meses.*

* Datos actualizados a 5 de Junio de 2012 que incluyen la reciente operación de Ibercaja + Caja3 + LiberBank

Solvencia:

La solvencia de las Cajas de Ahorro y de los SIPs se pone en entredicho diariamente por su fuerte exposición a la burbuja inmobiliaria y su mala gestión del riesgo. Por esta razón, el Gobierno ha procedido a aprobar dos severos planes de ajustes y provisiones para este tipo de créditos (RDL 2/2012 y 18/2012) con el objetivo de sanear el balance de estas entidades. Además, se ha contrado a dos entidades independientes (Roland Berger y Oliver Wyman) para que valoren los activos bancarios que poseen las entidades financieras. Todo ello, con el único animo de arrojar luz y confianza a los mercados internacionales haciendo un sistema bancario más fuerte.

Intervención y nacionalización:

Merece la pena hacer especial mención a los casos extremos que se han producido en el sistema: las intervenciones de entidades con problemas y la reciente nacionalización de Bankia. Las intervenciones (en el caso de CCM, CajaSur, Caixa Catalunya, Unnim y Caixa NovaGalicia) y la nacionalización (en el caso de Bankia) no son casos idóneos de actuación por parte del Gobierno y Banco de España. La principal razón que lleva a esta actuación por parte de las autoridades es la imposibilidad de recapitalizar la entidad en cuestión acudiendo al mercado a un coste razonable. Por eso, se producen los rescates del Gobierno a través de la nacionalización con cargo a deuda pública (Bankia), o los rescates del Banco de España a través del Fondo General de Depósitos (CCM) y del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (CajaSur, Caixa Catalunya, Unnim, Caixa NovaGalicia). Ahora bien, como es lógico estos planes de rescate van ineludiblemente acompañados de una profesionalización de los órganos de gobierno de las entidades rescatadas y un plan de viabilidad de la entidad.

Politización y mala gestión:

Las Cajas de Ahorro han tenido un papel fundamental en el desarrollo de nuestra economía siendo cuidadosos agentes dadores de financiación en el mercado interbancario y manteniendo una labor benéfico-social tremendamente exitosa. Pero la Ley 31/1985, de 2 de agosto, de regulación de las normas básicas sobre Órganos Rectores de las Cajas de Ahorro (LORCA) dio paso a ese virus que las ha ido consumiendo poco a poco hasta su desaparición, es decir, la politización de sus órganos rectores.

La politización de las Cajas de Ahorro ha provocado que se imponga el regalismo y el clientelismo frente a la profesionalidad de sus órganos rectores. Hechos que; sumados a la codicia, la falta de valores y la búsqueda de fines electoralistas, han terminado por ser un rejón de muerte para esta forma diferente de hacer banca que tantos éxitos había cosechado en nuestro país.

Efectos de la crisis de las Cajas de Ahorro a la economía de un país:

Como resultado de todo lo anterior, nos encontramos con la prima de riesgo superando los 500 puntos, se incrementa la incertidumbre y los rumores sobre el rescate europeo o internacional de España, es decir, se ha producido una falta total de confianza en el conjunto de la economía española. Agentes económicos solventes están pagando los platos rotos de aquellos agentes económicos que han tenido una mala gestión. En ese sentido, empresas de gran reputación (Telefónica, Inditex, Iberdrola y Repsol) incluso algunos bancos (Banco Santander y BBVA) están sufriendo la desconfianza que se cierne sobre el conjunto del Sistema Financiero Español, y más concretamente, sobre las Cajas de Ahorro, lo que dificulta su acceso a la financiación en los mercados mayoristas. Asimismo, el riesgo país de España se incrementa siendo terriblemente más costosa y dificil de sostener la emisión de deuda pública.

Conclusiones:

La recuperación de la solvencia de nuestro Sistema Financiero Español, y por ende, de sus entidades más afectadas: las provenientes de Cajas de Ahorro y SIPs, es vital para el latir de la economía española.

Por ello, se debe proceder a la finalización de la restructuración (incluso liquidación) de las Cajas de Ahorro. Dicha restructuración debe configurarse bajo el único marco de profesionalización, viabilidad y solvencia de cada entidad, es decir, huyendo de cualquier motivo político como ha ocurrido en Bankia. Además, la eliminación del exceso de capacidad (ofinas y empleados) debe ser una constante en los planes de negocio y viabilidad de las entidades resultantes. Por último, las entidades resultantes de todo este proceso; antiguas cajas de ahorro y hoy en su mayoría bancos, deberán reorientar su modelo de negocio basado en la concesión de créditos hipotecarios hacia la concesión de créditos de carácter productivo, es decir, del crédito a pymes y empresas.

En definitiva, las Cajas de Ahorro hoy por hoy prácticamente han desaparecido convirtiéndose en bancos. Nos encontramos con entidades que un día los políticos decidieron politizar, y que ahora tratan de solucionar el grave problema que habían creado.

Vía | Análisis particular a partir de Banco de EspañaFROB, AEB y CECA.

Más información | Sistema Financiero Español. VV.AA. Ed. Ariel, 2011

En QAH | ¿Por qué están en peligro las Cajas de Ahorro?¿Qué ha pasado con Bankia?

Imágenes | elmundo.es y adicae

RELACIONADOS