Economía y Empresa 


¿Cuál es la Pérdida 17?

Las pérdidas, aunque complejas, son siempre identificables.

Actualmente, todo proceso productivo está expresado bajo unos parámetros y directrices comunes. Las pérdidas, aunque en ocasiones sean difíciles de identificar, se pueden minimizar siguiendo metodologías de Mejora Continua como pueden ser TPM o Six Sigma. Estas pérdidas, se dividen en tres grupos, que a su vez se subdividen en otros. Muy resumido, podríamos definirlas de la siguiente manera:

– 8 Pérdidas de Equipo (Averías, Ajustes, Remplazamientos, Encendidos, Inactividad, Pequeñas paradas, Velocidad y Calidad).

– 5 Pérdidas de Efectividad en el Proceso (Administración, Procedimientos, Organización, Medidas y Logística).

– 3 Pérdidas de Consumo de Recursos (Energía, Consumibles y Realización).

Con lo cual, en total son 16.

Pero existe una pérdida compleja, oculta y no cuantificada. De la que la teoría no suele hablar en profundidad y a la que normalmente no se le presta atención. Siendo quizá la más importante.

Es claro que los sistemas (máquinas, procesos…) permiten que sea posible fabricar algo. Pero son las personas quienes permiten que ocurra. Y no utilizar adecuadamente el talento de las personas, es la mayor pérdida de una Compañía. Esa pérdida, no cuantificada y difícilmente cuantificable de forma empírica, es la Pérdida 17, la que desaprovecha el potencial y la capacidad de las personas.

Lo positivo, es que toda pérdida tiene una o varias soluciones. Y todas pasan por enfocar el problema desde diferentes ángulos.

“Aprender a entrenar talento” también forma parte de la Mejora Continua.

En el contexto económico actual es vital focalizar todo lo que añade valor, orientando hacia resultados necesarios y precisos, priorizando recursos y descartando lo innecesario o superficial. En este caso, para minimizar la Pérdida 17, el primer paso también debe ser cambiar el foco de atención, que hasta ahora se basaba en mirar sólo los puntos débiles de las personas.

Analizar, conocer y gestionar las fortalezas individuales ayuda a encontrar el camino de mejora desde otra perspectiva. Al potenciar fortalezas se gana confianza en las propias capacidades, ofreciendo menos resistencia al cambio, siendo el motor de este proceso un líder de equipo activador y orientado al logro.

No obstante, reforzar los puntos fuertes no quiere decir que se obvien los puntos débiles. Lo que ocurre es que  el campo de mejora se enfoca desde otro ángulo más efectivo y productivamente superior. Ya que se capacita el talento para lograr una cultura de mejora continua y sostenible en el tiempo y se orienta hacia la consecución de objetivos a través del auto reconocimiento, haciendo partícipe a cada persona de los éxitos conseguidos.

Reducir la Pérdida 17 no implica grandes inversiones, sólo hay que analizar y gestionar correctamente lo que tenemos, “aprender a entrenar talento”. Y hay pocas cosas que gratifiquen más y tengan un potencial de crecimiento mayor, que un trabajo bien hecho y además reconocido.

Vía| 16 Pérdidas del Proceso Productivo

Más Información| GARY HAMEL, “El Futuro del Management“. Ed. Paidós.

Imágen| Losses, Flujo

En QAH|  ¿Que es TPM?, ¿Que es Lean Manufacturing?, ¿Cuál es el origen del Proceso Productivo?

 

RELACIONADOS