ENTRAR
Qué Aprendemos Hoy

¿Cuál es el origen histórico del símbolo del dólar?

 

El símbolo del dólar es la representación por antonomasia del poder económico de los EE.UU. Por otro lado, es la divisa internacional por excelencia, y su valor en el mercado condiciona al resto de economías capitalistas. Pero lo que es menos conocido de esta moneda, es que su origen numismático e incluso financiero, es español.

Real de a ocho castellano de 1768

Real de a ocho castellano de 1768

Para comprender todo el proceso, hay que remontarse al colonialismo español en América. En esta época, desde el siglo XVI principalmente, la economía mercantilista hispana era la referencia a nivel internacional, gracias en gran medida a las enormes tierras conquistadas en América, plagadas de recursos económicos, entre los cuales destacaban las riquezas mineras, principalmente de plata, de Potosí en Perú y de Zacatecas en México.

Con estos metales se acuñaban las monedas castellanas, los famosos reales de a ocho, destinados a pagar las manufacturas exportadas del exterior, así como a los temidos Tercios que consolidaban militarmente la hegemonía española a nivel mundial. Por lo tanto, se puede decir que la primera moneda de ámbito internacional fue el real de a ocho castellano.

No hay que olvidar que la economía castellana se dedicaba principalmente a la producción de materias primas, que exportaba al exterior, comprando posteriormente estas manufacturas con la plata americana. Como ejemplo excepcional de esta práctica se puede citar la gran cantidad de reales de ocho existentes en China, que han sido resellados con nomenclatura asiática.

Real de a ocho castellano con el símbolo del dólar supersuesto

Real de a ocho castellano con el símbolo del dólar superpuesto

Pero, ¿Qué relación existe entre el símbolo del dólar y el real de a ocho castellano? En el reverso de la moneda castellana, estaba representado un doble hemisferio, a ambos lados del cual aparecían  las columnas de Hércules, figuración mitológica del Estrecho de Gibraltar. Estas columnas estaban unidas con una banda que tenía la inscripción “Plus Ultra”, en referencia al Nuevo Mundo. El actual símbolo del dólar es una versión esquemática de todo esto, la “S” se refiere a la banda de “Plus Ultra”, y las dos barras a las columnas de Hércules.

Volviendo a la historia del dólar, en las Trece Colonias, los futuros EE.UU, se utilizaba con asiduidad la moneda española, por la cercanía de las colonias hispanas y por su importancia y valor internacional.  Con el inicio de la guerra contra el Imperio Británico y la posterior independencia estadounidense, el peso castellano se convirtió en la moneda oficial del nuevo país en 1785, hasta la creación del dólar estadounidense en 1793.

Ilustración gráfica de la evolución del símbolo del dólar

Ilustración gráfica de la evolución del símbolo del dólar

A pesar de la creación de la nueva moneda, el peso castellano, o real de a ocho, siguió circulando, gracias a la gran popularidad que gozaba, ya que era más pesado y tenía una plata de mayor calidad. De hecho las autoridades estadounidenses decidieron prohibir la circulación del peso español en 1857, para impulsar su propia moneda.

Pero aquí no acaba la influencia española en la principal economía mundial. En la bolsa norteamericana de Wall Street, el precio de las acciones del mercado de valores se medían en octavos de dólar, en clara referencia al real de a ocho castellano. Esta práctica se mantuvo vigente hasta 1997.

 

Vía| Toda una amalgama

Más Información| El Economista

Imagen| Real de a ocho, símbolo dólar, Ilustración gráfica

En QAH| George Washington, el primer presidente de EE.UU; ¿Dónde apareció por primera vez el nombre de América?; Olivares: El fin de la Hegemonía Hispánica

Ignacio Olea Llamazares Escrito por el feb 26 2014. Archivado bajo Historia.





  • Rubén García Gutiérrez

    Artículo curioso y muy interesante, Ignacio. Se nota que en tiempos de las colonias españolas la influencia sobre el resto del mundo fue muy profunda. Un saludo

    • Ignacio Olea Llamazares

      Muchas gracias por el comentario Rubén, me alegra que te haya gustado el artículo. La verdad es que si, la influencia de la España del siglo XVI y XVII es más que manifiesta en todo el mundo de la época, aunque más de uno de fuera y de dentro quiera obviarlo por motivos políticos.

CONOCE AL REDACTOR

dontknow

Acceder |