Economía y Empresa, Panorama Internacional, Uncategorized 


Crisis Sudán del Sur y Darfur, los conflictos olvidados (II)

En la entrega anterior analizamos la situación de Sudán del Sur, para centrarnos ahora en el conflicto de Darfur y su evolución. Un conflicto que surge en 2003 cuando se producen los ataques a objetivos gubernamentales realizados por el Movimiento y Ejército de Liberación del Sudán (SLM/A) y por el Movimiento por la Justicia y la Igualdad (JEM). El objetivo de dichos ataques era lograr una mayor descentralización y desarrollo de la región . A lo que el Gobierno responde desplegando sus  fuerzas armadas y milicias árabes Janjaweed contra los grupos insurgentes y la población civil.

En 2006  se consigue llegar a un acuerdo con una de las facciones en los llamados “Acuerdos de Paz de Darfur”. El líder de una de las guerrillas más importantes, el Movimiento de Liberación de Sudán o el SPLM-MM, Suliman Arcua Minnawi, conocido Como “Minni Minnawi” firmó la paz con el Gobierno de Jartum en mayo de 2006. Aunque esto no supuso el fin de las hostilidades armadas.Desde la división teórica del país en dos en 2005, Naciones Unidas ha mantenido su presencia en Darfur y desde 2011 en Sudán del Sur. Lo que comenzó como un operativo para garantizar el proceso de independencia de Sudán del Sur, (Misión de las Naciones Unidas en el Sudán ,UNMIS ) pasó a ser una misión interminable centrada en Darfur (Operación Híbrida de la Unión Africana y las Naciones Unidas en Darfur, UNAMID) iniciada en 2007 y que continúa actualmente. La misión UNAMID creada en un primer momento  para contribuir al mantenimiento de un entorno seguro para el reparto de la ayuda humanitaria y el retorno de los refugiados y desplazados internos, a día de hoy se centra en la protección de la población de las violaciones constantes de los Derechos Humanos en Darfur.

Cascos azules de la misión UNAMID

Pese a la continuidad del operativo, los medios siguen siendo insuficientes y el incremento de la violencia en Sudán del Sur es prueba de ello.  La misión se ve desbordada y según declaraciones de Hilde Johnson (enviada de Naciones Unidas a Sudán del Sur), y recogidas por Europa Press:  “No podemos mantener nuestra presencia con las capacidades logísticas de las que disponemos, con los problemas que tenemos con el transporte aéreo y por carretera. Así que no podemos proteger a los civiles en grandes cantidades”. Según estas últimas declaraciones, la fuerza de paz de Naciones Unidas en Sudán del Sur, formada por un contigente de 6.650 soldados, no es suficiente para garantizar la seguridad de los civiles afectados por los combates que están teniendo lugar en el estado de Jonglei. Combates que han obligado a casi el total de población, unas 10.000 personas, a abandonar sus casas.Por lo tanto vemos como los medios para acabar con esta situación siguen siendo insuficientes y la respuesta de la Comunidad Internacional a este problema se alarga en el tiempo.

A día de hoy la magnitud de la violencia cometida contra la población civil en la región de Darfur  se puede considerar un genocidio en el que ya han muerto más 300.000 personas según datos de Naciones Unidas. También calculan que desde el inicio del conflicto ha habido más de 2 millones de refugiados en las fronteras vecinas, principalmente hacia Chad y República Centroafricana, 2,7 millones de desplazados dentro del propio país y 3,5 millones de personas en situación de pobreza extrema .

Ambos conflictos no ocupan las portadas de los medios de comunicación, salvo cuando la situación empeora notablemente, como ha ocurrido con las últimas matanzas en Sudán del Sur. El resto del tiempo son conflictos olvidados. Los conflictos en el África Subsahariana son conflictos complejos y difíciles de resolver y esto no resulta sencillo de explicar en un mundo acostumbrado a la inmediatez y la actualidad de la información. Cuando una situación de crisis humanitaria como la que se vive actualmente en Darfur y Sudán del Sur no suscita el interés mediático, acaba por ser olvidada. La visibilización de un conflicto es un factor estratégico clave para que la opinión pública presione a los organismos internacionales a tomar posiciones. Cuando una guerra no interesa, sus víctimas caen en el olvido, sus verdugos quedan impunes y la guerra se vuelve invisible. Y la guerra de esta región de África hace años que fue olvidada por el resto del mundo.

Imagen|Naciones Unidas

En QAH| Sudán del Sur y Darfur, conflictos olvidados (I),  conflictos olvidados del mundo, 

Más información| UNISCI, Sudan del Sur, un conflicto interminable, Cátedra Paz Seguridad y Defensa

RELACIONADOS