Economía y Empresa, Finanzas 


Crisis financiera (I): concepto y tipos

A lo largo de una serie de tres artículos en los próximos cuatro días vamos a intentar indagar en el mundo de las crisis financieras, saber qué son, cómo sobrevienen, si todas son iguales o existe un abanico de tipología, nos centraremos en el caso de la crisis actual, el recorrido que ha venido padeciendo, qué causas motivaron su aparición…y por último se propondrán una serie medidas que pueden facilitar la salida de la situación actual.

¿QUÉ ES UNA CRISIS FINANCIERA?

Crisis financiera es la crisis económica que tiene como principal factor la crisis del sistema financiero, es decir, no tanto la economía productiva de bienes tangibles como la industria o la agricultura, que también pueden  verse afectadas o incluso ser la causa estructural, pero no es el centro u origen inmediato de la crisis, sino fundamentalmente el sistema bancario, el sistema monetario o ambos.

Según la definición de Minsky (1972), podemos definir una crisis financiera como: “Un conjunto de caídas abruptas de los precios de los activos (Tanto financieros como reales), quiebras de empresas (financieras o no financieras), deflaciones (o rápidas desinflaciones) o fuertes perturbaciones en el mercado de divisas”.

TIPOS DE CRISIS FINANCIERAS.

Según el Fondo Monetario Internacional (1998) se pueden distinguir  tres tipos de crisis financieras:

      Crisis cambiaria: Es la experimentada por un país cuando se devalúa o deprecia el  valor de cambio de su moneda como consecuencia de un “ataque especulativo”. De igual forma se considera crisis cambiara cuando un gobierno para defender el tipo de cambio se ve obligado a hacer uso de grandes cantidades de reservas internacionales o a elevar considerablemente las tasas de interés.

      Crisis bancaria: Tiene lugar cuando se producen retiros masivos de depósitos de los bancos debilitando así la confianza de las personas, induciendo, en algunos casos, a la financiación por parte del Estado con el fin de evitar mayores consecuencias. Su generalización se convierte en una crisis bancarias sistemática.

      Crisis de deuda externa: Está asociada con la incapacidad de atender el servicio de la deuda contraída con el extranjero, siendo ésta de naturaleza pública o privada.

El hecho de que existan varios tipos de crisis financieras, no implica que un tipo de crisis no pueda convertirse o degenerar en otra clase. Un ejemplo de ello lo constituye la crisis de la deuda experimentada en los años 81-82 por Argentina y Chile, las cuales tuvieron su origen en el sector bancario. Por el contrario, los países: México, Perú y Uruguay experimentaron crisis bancarias a consecuencia del retiro de la financiación internacional en el mismo período.

En QAH| Aprender con la crisis: deuda y balanza de pagos

RELACIONADOS