Coaching y Desarrollo Personal, Educación 


Cree en ti para crear: Autoestima (II)

¿Has pensado ya en ti, te has autoobservado?, ¿has reflexionado sobre tu autoestima, tus éxitos, tu felicidad?, ¿qué tipo de autoestima predomina en tu vida diaria: baja o alta? Si tu respuesta ha sido alta, enhorabuena, vas por el buen camino. En cambio, si ha sido baja, no te preocupes, como sabemos, todo es cuestión de práctica. Por eso hoy voy a darte algunas pautas para mejorar la autoestima:

  • No generalices: a pesar de que algo pueda haberte salido mal, esa situación no significa que siempre vaya a salirte mal ni que seas una persona caótica, un desastre. Simplemente, a veces, las cosas no salen como nos gustarían.
  • Céntrate en lo positivo: fíjate en lo bueno que tienes, en quién eres. Todos tenemos algo buenísimo por lo que sentirnos orgullosos. Cada vez que te evalúes y la mente te la juegue pensando en “soy horrible” párala, céntrate en “soy bueno en____” o “soy una persona simpática, sé salir adelante, luchar”.
  • Hazte consciente de los éxitos/logros: es importante pararte a pensar en lo que sí has conseguido en un pasado y en lo que quieres conseguir a corto y a largo plazo. Creerte capaz, pues casi todo en la vida depende de esa actitud. Tú has conseguido logros en los últimos días, meses, año. Y, ahora, quieres y vas a conseguir nuevas metas, ¡a por ello!.
  • ¡No te compares!: todos somos mejores en algo y también se nos da peor otra cosa. Es cuestión de saber qué cualidades tenemos y cuáles menos o queremos mejorar. Pero no tiene sentido sentirnos inferiores a nadie. Nadie es mejor que nadie, sólo tiene unos potenciales diferentes a los nuestros. No pasa nada.
  • ¿Negativo?, mejor piensa en positivo: si te invaden más pensamientos negativos practica el arte de darles la vuelta. P.ej: “mejor me callo, debería no hablar”, por “tengo cosas que aportar, debería expresarme de otra manera.” O “es imposible, no lo lograré nunca” por “puede que tarde algún tiempo, pero ¡yo puedo!”
  • Confía en ti, cree en ti: si piensas, sientes de una determinada manera… ¡respétate! Actúa en consecuencia a lo que piensas, sé coherente contigo mismo. Quiérete mucho y bien, y con ello a todo lo que piensas, sientes, eres capaz. Porque nadie más que tú es más importante en tu vida, no busques la aprobación de los demás. Sé fiel a tu ser, eres importante.
  • ¡No dejes de esforzarte para ser mejor!: cambia si así lo deseas, si quieres estar orgulloso, satisfecho contigo mismo…puedes. Siempre puedes, no lo olvides. Lo primero que tienes que hacer es identificar aquello en lo que quieras cambiar para así establecer metas para lograrlo y llevar a cabo un plan de acción para conseguir esos cambios.

Por lo tanto…si de verdad quieres vivir con una autoestima alta, más equilibrada y conseguir tus metas: ¡Cultiva tu autoestima, cree en ti y crea!

 

Vía| Branden, N. (2001). La Psicología de la Autoestima. México: Paidós.

Imagen|Autoestima

RELACIONADOS