Patrimonio 


¿Creatividad? ¿Para qué?

Mamá, solo le estaba sujetando esos pinceles a un amigo

“Mamá, solo le estaba sujetando esos pinceles a un amigo”.

Alármate si tu hijo adolescente llega a casa con los ojos brillantes hablando del Renacimiento y diciendo que quiere ser escultor. Cuidado si algún amigo muestra signos de ensoñación hablando de los pintores canadienses. Asústate el día que tu madre te invite a su recital de poesía. Y si descubres a tu pareja viendo embelesada dibujos animados, haz que se lo miren.

Porque los que somos adultos serios sabemos que todas estas cosas no sirven para nada y no llevan a ningún sitio. ¿…O sí?

En varios estudios publicados en Anales de Psicología (Limiñana, R. M., Bordoy, M., Juste, G. y Corbalán, J. (2010). Creativity, intelectual abilities and response styles: implications for academic performance in the secondary school. Anales de psicología, 26 (nº 2), 212-219.) se relaciona la creatividad con las habilidades intelectuales, y se exige que se le conceda la importancia necesaria en el ámbito educativo.

“No gracias, estamos demasiado ocupados”.

J. P. Guilford, psicólogo norteamericano pionero de la investigación científica de la creatividad, muestra el pensamiento divergente como una entidad independiente e individual asociada a la creatividad, a diferencia del pensamiento convergente, que ha ocupado tradicionalmente la mayor parte de la investigación sobre la inteligencia humana.

El pensamiento convergente normalmente implica una sola solución correcta para cada problema, de manera que toda la información debe estar dispuesta correctamente para que la solución se pueda alcanzar.

El pensamiento divergente, sin embargo, percibe múltiples y diferentes opciones, ya que los problemas se abordan desde diferentes ángulos, lo que puede conducir a una variedad de caminos de descubrimiento y diversas soluciones.

Es decir, el desarrollo de la creatividad amplia nuestra visión de las cosas.

Frida Kahlo nunca fue muy normal

Frida Kahlo nunca fue muy normal

La creatividad es necesaria porque es la capacidad que nos permite generar algo nuevo y útil al mismo tiempo. Es necesario darle la importancia adecuada al desarrollo de la creatividad, ya que es lo que nos permite evolucionar y adecuarnos a las características y a los cambios de nuestro entorno.

Sin embargo, muchas de las personas más creativas siguen encontrando grandes dificultades para completar los programas académicos. El físico más grande del siglo XX, Albert Einstein, es el ejemplo perfecto de ello. Desafortunadamente, el sistema sigue poniendo trabas a aquellos que piensan de forma diferente.

Así que si algún día te cruzas con una persona con ideas distintas a las tuyas, con intereses extraños, o con un peinado desconcertante, dale una oportunidad. Nunca sabes lo que puede enseñarte.

Vía| Redalyc

Imagen| PinterestHolistic WorkplaceCollectors Weekly, Disney

RELACIONADOS