ENTRAR
Qué Aprendemos Hoy

¿Qué costumbres navideñas hemos heredado de Roma?

Lucerna con la representación de una victoria alada que porta un escudo con la leyenda: "ANNVM NOVVM FAVSTVM FELICEM TIBI SIT".

Lucerna con la representación de una victoria alada que porta un escudo con la leyenda: “ANNVM NOVVM FAVSTVM FELICEM TIBI SIT”.

Si hace unos días aprendíamos sobre los orígenes paganos de la Navidad en su vertiente religiosa, hoy nos centraremos en las raíces de las costumbres que anualmente llevamos a cabo para despedir el año e iniciarlo con buen augurio: reuniones familiares, aguinaldo, intercambio de regalos… De nuevo tenemos que fijar nuestra atención en Roma para comprender el origen de estos hábitos, también en la esfera de lo religioso, de la mano de la diosa Strenia. De origen sabino, esta divinidad femenina fue adoptada por los romanos como símbolo de la salud, prosperidad y fortuna que se auguraba para el nuevo año. Son dos los autores, Varrón y Festo, los que afirman, respectivamente, que en honor a la diosa se dedicaron un sacellum y un bosque sagrado o lucus, junto a la Via Sacra.

El origen de este intercambio de dones augurales (denominados strenae según la tradición) se atribuye a Rómulo (753-717 a.C.), quien, tras fundar Roma, recibió de parte de los ciudadanos ramas cogidas del bosque de la diosa, estableciéndose como fiesta anual.

Pieza de cristal con representación de las ofrendas a la diosa: hoja de laurel, higo, dátil, monedas, además de la inscripcion: "ANNVM NOVVM FAVSTVM PERENNEM FELICEM IMPERATORI".

Pieza de cristal con representación de las ofrendas a la diosa: hoja de laurel, higo, dátil, monedas, además de la inscripcion: “ANNVM NOVVM FAVSTVM PERENNEM FELICEM IMPERATORI”.

Otra de las tradiciones indica que habría sido Tito Tacio (+745 a.C.) el primero que cogió una rama de un árbol del lucus de Strenia como buen augurio para el año que se iniciaba, convirtiéndose en conmemoración anual. Sin embargo, el comienzo del año en el calendario de Rómulo era completamente diferente al actual. Entonces, su inicio se producía en Martius, celebrándose la festividad de la diosa a comienzos de ese mes, y finalizaba en December. Numa Pompilio (716-654 a.C.) añadió dos meses más: Ianuarius y Februarius, trasladándose así la fecha a comienzos del primer mes. Con las reformas de Julio César (45 a.C.), el primer día de enero quedó dedicado a la diosa Strenia. Ese día, una procesión partía del sacellum de la diosa, portándose ramas del bosque sagrado situado a los pies del Esquilino, siguiéndose la Via Sacra, junto a la que estaría situado el templo, según Varrón. Además, para asegurar un buen año, el día de Strenia los siervos entregaban algún regalo a sus señores y los ciudadanos realizaban ofrendas a la diosa.

La importancia del intercambio de dones la encontramos unos años después con Domiciano (81-96 d.C.), quien, al instaurar las Saturnalia (17-23 de diciembre), entre las costumbres llevadas a cabo, destacaban la de intercambiar objetos con intención, una vez más, de prosperidad y augurio, regalos que fueron haciéndose más suntuosos dependiendo el grupo social, conteniendo representaciones de las primitivas ofrendas a la diosa (monedas, dátiles, higos, hojas de laurel… Ejemplo de ello son numerosas lucernas y adornos en vidrio).

Adoración de los Magos

Pintura mural de las catacumbas de Priscila (Roma, mediados del siglo III d.C.)

Con la llegada del Cristianismo los diversos cultos se utilizaron para adaptar un nuevo calendario sobe festividades paganas. ¿Está también la Epifanía ligada a la diosa sabina Strenia? En nuestro caso, la Navidad, a pesar de haberse establecido sobre cultos paganos como los que han sido tratados en otros artículos, observamos que jamás pudieron ser eliminadas las costumbres que hoy en día permanecen: reunirnos en familia, intercambiar regalos y desear a los nuestros un año de prosperidad. Queda bastante clara la relación del presente actual con el pasado romano ligado a la diosa Strenia, ¿verdad? Llegados hasta aquí sólo queda desearos a todos una “¡Feliz Navidad!”

 

Vía| PALMER, Robert E. A. The Archaic Community of the Romans. Cambridge, Cambridge University Press, 2009.

Más información| Dictionnaire des Antiquités Grecques et Romaines

Imágenes| Google,  Dictionnaire des Antiquités Grecques et Romaines

Rubén Montoya Escrito por el dic 24 2013. Archivado bajo Cultura y Sociedad, Patrimonio.





CONOCE AL REDACTOR

Rubén Montoya

Rubén Montoya

 

Graduado en Historia (Historia Antigua) por la Universidad Complutense de Madrid (2009-2013).

Año académico Erasmus (2011-2012) en la Università degli Studi La Sapienza di Roma (participación en seminarios y cursos de Archeologia Classica y Archeologia Tardoantica).

Redactor en la sección de Patrimonio de Qué Aprendemos Hoy. Ver perfil completo

dontknow

Acceder |