Redes Sociales, Tecnología y Social Media 


Corren tiempos para “influencers”

Estamos en la influencers1era de las Redes Sociales, nadie puede negarlo. Las usamos en el ámbito privado y dedicamos una gran parte de nuestro tiempo a ello. Las empresas no han dejado perder esta oportunidad para enamorar a todo el que pueda con sus encantos.

El objetivo es siempre vender la marca y así conseguir llegar hasta el máximo número de personas, de forma que reclutemos clientes que consuman nuestro producto. En este sentido vamos viendo cómo  ha cambiado el ámbito de la publicidad.

Hace unos años se invertían cifras millonarias en spots publicitarios de TV como la forma más exitosa de alcanzar beneficios, en la actualidad nadie niega que hay que estar presente en Internet y si nos fijamos  todos los spots  publicitarios hacen referencias a sus webs.Social-Media-Influencers

Una vuelta de tuerca más y en poquitos años eso  no es suficiente y ahora todo el que se precie debe poner un hashtag y una referencia a su Twitter o su Facebook si quiere rentabilizar, ninguno pierde la oportunidad de reclamarte un “sígueme” o un “me gusta”.

La noticia no va a las Redes Sociales y se extiende, es justo al revés, vamos de las Redes Sociales a la noticia. El hábito de llegar a la información ha cambiado y todos los saben, por eso invierten mucho tiempo al día en dejar diariamente su post en Facebook, sus tweets o sus fotos en Instagram para captura nuestra atención.

Y entre todo este maremágnum comienzan a surgir personajes nuevos cada día, bloggers, videobloggers,
youtubersyoutubers, instagrammers, que no son más que personas que usan las redes sociales para darse a conocer a nivel personal, por su forma de vivir, por su forma de vestir, por su  forma de maquillarse, por los sitios que visitan o porque enseñan a hacer punto de cruz. Lo cierto es que proliferan porque nos enganchan con su aparente espontaneidad. Reciben miles e incluso millones de visitas y se convierten en referentes para muchos internautas con sus cámaras caseras, sus escenarios hogareños y sus guiones básicos.

Y las marcas comerciales han decidido llegar a ellos, de esa forma convierten lo habitual en un negocio o lo local en un modo de vida. El caso es que buscan influencers por todas partes y estos pueden venir desde diferentes sectores.

Los que siempre existieron: expertos conocedores del producto, expertos en el campo en el que se mueve el producto o críticos del sector, personas importantes en la política, artes, cultura, que lucen el producto.

Y los nuevos influencers: los que activan  y dan vidilla a los foros y redes sociales hablando del producto, los anónimos, que simplemente les ha gustado y lo dicen en sus propias redes.

Y por último están estos usuarios que un día decidieron crear un blog, un vídeo, un canal de Youtube y contar algo, con un carisma especial, con un outfit que les define y  les permite capturar la atención de muchos a través de la red. A ellos las marcas les brindan ofertas económicas a cambio de usar sus productos, ponerse su maquillaje, vestirse con su ropa o asistir a un evento.

Y estos estrellatos efímeros inundan nuestra red sin saber muy bien en qué acabará todo ello, pero de momento es parte del negocio y ahí están las marcas comerciales para usarlos, potenciarlos y manejarlos…

Vía| Lola Parra

Imágenes|mediossociales|brandbecker|influencium

RELACIONADOS