Historia 


Corea del Norte y la paz inalcanzable

 

Cartel propagandístico de Kim-Il-Sung

Cartel propagandístico de Kim-Il-Sung

Corea del Norte surgió como país, a partir de la confrontación entre el comunismo y el capitalismo, particular de la Guerra Fría. Esta es una disyuntiva de la que nunca ha podido escapar y la causa principal de que no haya podido alcanzar la paz.

Tras la Segunda Guerra Mundial, Corea quedó a salvo de la ocupación japonesa y parecía encaminada a consolidar su autonomía, con importantes naciones- China, Reino Unido, la Unión Soviética y Estados Unidos- coadyuvando a este propósito.

Fue entonces cuando los ejércitos soviéticos y estadounidenses ocuparon los extremos geográficos de Corea, en algo que fue captado, como una etapa transitoria antes de la realización de unas democráticas elecciones. Estados Unidos ocupó el sur y la Unión Soviética el norte.

Sin embargo, conforme las relaciones entre la Unión Soviética y los Estados Unidos se fueron deteriorando, en Corea esto se hizo manifiesto con el surgimiento de dos distintos estados: la República de Corea en el sur, impulsada por los Estados Unidos y la República Popular Democrática Comunista de Corea en el norte, con un dirigente que había recibido entrenamiento en el Ejército Rojo, Kim II-Sung.

A inicios de la década de 1950, Corea del Sur se declaró como una nación independiente. Fue entonces cuando los norcoreanos, con el apoyo de los soviéticos y los chinos, invadieron el sur, lo cual detonó el conflicto de la Guerra de Corea, la cual se prolongó durante tres años. Estados Unidos se sumó a esta confrontación para impedir que una victoria del comunismo en Corea pudiera tener implicaciones de mayor alcance, en términos económicos y políticos.

En cierto instante, la disputa llegó a un punto muerto y los presidentes estadounidenses Harry S. Truman y posteriormente, Dwight D. Eisenhower, se valieron de la amenaza de una escalada nuclear en el conflicto, como una estrategia para tratar de finalizar con la guerra coreana.

Dos años después, en 1953, fue firmado el Acuerdo de Armisticio de Corea. Sin embargo, una paz definitiva nunca fue firmada, ni alcanzada, entre las dos Coreas. Desde entonces, las tensiones entre ambos países no han hecho más que incrementarse.

En sus inicios, Corea del Norte tuvo prosperidad, gracias al apoyo de los gobiernos soviético y chino. No obstante, las discrepancias fronterizas se hicieron más evidentes conforme Corea del Sur elevó rápidamente sus niveles de industrialización y desarrollo económico.

La década de 1980 vio caer a la Unión Soviética y dejar de tener este gran apoyo, fue un duro golpe para Corea del Norte. Posteriormente, cuando China reconoció a Corea del Sur en 1992, los norcoreanos se sintieron traicionados y en un casi total aislamiento.

Demostración del poder de movilización de Corea del Norte

Demostración del poder de movilización de Corea del Norte

Conforme las demás naciones parecían darle la espalda, los dirigentes norcoreanos llegaron a visualizar su programa nuclear– que a juicio de los expertos se inició en la década de 1960-, como su única garantía para mantenerse como una nación autónoma.

Los más recientes líderes de Corea del Norte, hasta llegar a Kim Jong-un, han manejado como recurso político la negociación nuclear. Pero este proceder ha sido también la principal fuente de confrontaciones con Occidente: las relaciones con Corea del Sur y los Estados Unidos han llegado en varias ocasiones casi al rompimiento y en la actualidad estamos presenciando uno de tales momentos, quizás uno de los más críticos.

 

Vía| Corea del Norte: un país que nunca ha conocido la paz

Imagen| Cartel propagandístico de Kim-Il-Sung, Demostración del poder de movilización de Corea del Norte

En QAH| ¿Son legítimas las sanciones de la ONU a Corea del Norte?

RELACIONADOS