Trending 


¿Conviene ajustar el salario a la productividad del trabajador?

El ajuste de los salarios a la productividad de los trabajadores es un tema controvertido. No siempre la productividad de una empresa depende del trabajo concreto de cada trabajador porque intervienen muchos factores. Sería injusto achacarles toda la responsabilidad si una empresa no va bien y sin embargo, este ajuste es, para muchos empresarios, la solución a los problemas económicos.

[iframe id="frame-dontknow" frameborder="0" scrolling="no" width="300" height="350" src="http://www.dontknow.net/widget/103711/yoani-sanchez-ajustar-salarios-productividad-si"]

En determinadas circunstancias de la economía, la carencia de competitividad empresarial está íntimamente relacionada con la competitividad salarial. Cuando se decide tomar medidas de reajuste de salarios, para amoldarlos a la situación real de competencia de las empresas, se busca una vía para afrontar momentos de crisis. Precisamente, en las crisis, el mundo empresarial se resiente y se ve afectado negativamente en su productividad y, por tanto, en sus beneficios y solvencia. Este es el motivo fundamental que lleva a empresarios y directivos a plantearse qué caminos seguir para mantener sus ganancias y, aquí, es donde aparece la figura del ajuste salarial como método para evitar despidos de trabajadores.

euro-317928_640 (1)euro-317928_640 (1)Entre los que están a favor y en contra, siempre es imprescindible que tengan en cuenta el sector donde se va a aplicar este cambio en la política salarial. No es lo mismo el trabajo de un administrativo en una gestoría –trabajo de oficina más mecánico-, por ejemplo, que el de un comercial dedicado a la venta y distribución de productos. Una vez quede claro que cada empleo y funciones son muy diferentes y no repercuten igual en la productividad, analizar minuciosamente si estas medidas de ajuste pueden ser beneficiosas es clave antes de emprenderlas, contando con que a largo plazo pueden resultar perjudiciales y existen otra clase de ajustes estructurales que también hay que abordar.
Las circunstancias concretas de cada caso definirán si es necesario o no tomar esta medida que, de un modo u otro, también es un aliciente para los empleados y su mayor dedicación e implicación en la empresa.
 

Y tú, ¿qué opinas?

 

Por María Font Oliver
 

RELACIONADOS