Economía y Empresa 


Contrato indefinido único: ¿Abarata el despido?

Precariedad

Precariedad

Parece que tras haber decidido unilateralmente que el contrato único es inconstitucional, el gobierno, los agentes sociales y (casi) todos los partidos han condenado al olvido esta modalidad contractual. No obstante, con el insoportable número de desempleados que tiene este país no nos podemos permitir el lujo de desechar ninguna propuesta.

Lo que me gustaría mostrar en este artículo es que el contrato único cortaría de raíz uno de los mayores problemas en el mercado de trabajo español: la dualidad, es decir, los contratos indefinidos están protegidos por generosas indemnizaciones (aunque reducidas por las reformas laborales), mientras que los temporales se encuentran en una situación de total indefensión frente al desempleo.

¿Qué es el contrato único indefinido?

Lo primero que debemos hacer es dar una definición adecuada.  El contrato único indefinido es una modalidad contractual con indemnización por despido progresiva, es decir, la prestación por desempleo va creciendo en función de la antigüedad del trabajador. El objetivo de dicha reforma sería reducir la enorme brecha entre trabajadores definidos e indefinidos. Igualmente acabaría con la maraña de modalidades contractuales (hasta 41) que se encuentran vigentes en la actualidad.

Indemnización por despido: contrato único

Indemnización por despido: contrato único

En mi caso, he tomado como base que el primer año la indemnización asciende a 14 días por año trabajado (aunque esta cifra podría ser mayor o menor), mientras que en los años posteriores va aumentando a razón de 2 días por año adicional hasta un máximo de 36 días por año que se alcanzaría el año duodécimo.

En conclusión, podemos afirmar que son 3 las ventajas de la modalidad contractual previamente expuesta:

  • Fin de la dualidad en el mercado de trabajo. No existirían empleados con más derechos que otros.
  • Igualdad de oportunidades para todos los colectivos. Facilitaría la entrada al mercado laboral de los jóvenes, mujeres o inmigrantes. Hasta ahora los trabajadores con menos años en la empresa tenían más posibilidades de ser despedidos, independientemente de su valía.
  • Simplificación en las gestiones para contratar. La implantación del contrato indefinido supondría mayores facilidades para el empresario en la contratación de mano de obra.

¿Abarata el despido?

Esta debe ser la pregunta que muchos nos estamos haciendo. A mí, personalmente, me parece una cuestión de gran importancia, ya que la prestación por desempleo representa en muchos hogares el único ingreso, y por tanto, el punto entre vivir y malvivir. En mi caso, la respuesta a esta pregunta es que depende del punto de partida de las indemnizaciones, aunque en términos generales, el contrato único no supone ninguna merma en la prestación por desempleo del trabajador.

Contrato único comparativa

Contrato único comparativa

A continuación, podemos observar con claridad que lejos de abaratar el despido, permite que los 2 primeros años, los trabajadores acogidos al contrato único tengan mayor protección que los trabajadores con un contrato temporal. A partir del tercer año, la indemnización con la modalidad actual pasa de 12 a 33 días (20 para los procedentes), mientras que el contrato único va progresando paulatinamente hasta los 36 días por año. Por lo tanto, no cabe duda de que los 2 primeros años, el contrato único beneficia al trabajador, aunque sí es cierto que, en principio, del tercer al undécimo año, la protección es menor para los contratos únicos. No obstante, cabe hacer una apreciación importante. Del total de contratos firmados en 2012, sólo el 7% era indefinido, es decir, el 7% de ellos tenían una indemnización por despido de 33 días, mientras que el 93% restante tenía un coste de despido nulo, o de 9 días en el mejor de los casos. Por tanto, podemos concluir que el 93% de los contratos firmados habrían gozado de una mayor protección con el contrato único.

Modelo austriaco de indemnizaciones

Otra de las diferencias entre los contratos ordinarios y el único es la gestión de las indemnizaciones, que se basa en el modelo aplicado en Austria. Éste, consiste en que la empresa va dotando una provisión en un fondo para pagar la indemnización en caso de que el empleado sea despedido. Además, cuando el trabajador cambia de empresa, el fondo con la prestación también se traslada, de manera que las cantidades aportadas se acumulan, es decir, el empleado no parte de cero si cambia de compañía.

Por otro parte, la empresa anticipa un posible gasto futuro, que generalmente se produce en momentos de dificultad económica, lo que favorece que la empresa pueda seguir funcionando, y no tenga que hacer frente a un pago inesperado. En otras palabras, la empresa está contratando un seguro para casos de despedido.

Conclusión

Entonces, si es tan bueno como parece ¿por qué no se aplica? Porque a los que toman las decisiones no les interesa. Por un lado, los empresarios se encuentran cómodos firmando contratos temporales, pues el coste del despido es nulo o muy bajo. Por otro lado, los sindicatos, consideran que precariza el empleo, aunque ya hemos visto que eso no es así, pues la protección del trabajador es mayor que con las modalidades contractuales que se encuentran en vigor. Por eso, lo que toca ahora es dejar de pensar en los intereses personales, y pensar por un vez, en los millones de españoles que los están pasando mal en nuestro país.

Vía| Fedea

Mas informacion|¿Qué efectos tendríaun contrato único sobre la protección del empleo?

Imagen|Precariedad

En QAH|¿Qué es el contrato único?

RELACIONADOS