Jurídico 


¿Contrato de Escrow?

El Contrato de Escrow es un pacto en virtud del cual las partes se comprometen a usar los servicios de un tercero como depositario de unos bienes. Surge en países de tradición anglosajona, de ahí que carezca de regulación en España.

Estamos ante una herramienta de fomento de confianza para realizar otros contratos. Por ello suele tener carácter accesorio respecto de otros contratos, como puede ser:

¿Contrato de Escrow?

¿Contrato de Escrow?

–          Contrato de cesión de uso de software. En previsión de una posible desaparición de la desarrolladora de software, se deja en depósito una copia del código fuente.

–          Contrato de compraventa, nombrándose a un tercero al que irán destinados tanto el bien como el precio a satisfacer por el mismo. El tercero una vez compruebe que el bien y el precio se encuentran conforme a las condiciones expresadas en el contrato de compraventa entregará a cada una de las partes su contraprestación.

–          Incluso como medio de prueba en la fase de desarrollo de determinados productos.

El contrato de Escrow puede llevarse a la práctica ante Notario o constituirlo ante un profesional especializado denominado Agente Escrow.

Estamos ante un contrato que deberá contener como mínimo compromiso de confidencialidad sobre el material depositado y causas de remoción del depósito.

Al encontrarnos ante un contrato atípico, su naturaleza es generadora de debates doctrinales. Aunque si en algo están de acuerdo la mayoría de los autores es que no estamos ante un contrato de depósito pues la mayoría de sus características, sobretodo en la especialidad de contrato accesorio de cesión de uso de software, lo desvirtúan de las características recogidas en el concepto de depósito del Código Civil. Entre las que destacan el propio objeto del contrato, ya que en el contrato de escrow estamos ante un depósito de un contenido inmaterial, lo cual discrepa del depósito como contrato real. También mientras que el contrato de depósito se constituye en interés del depositante, el escrow es interés de un tercero.

En conclusión, en el contrato de Escrow tenemos una herramienta para asegurar nuestra inversión, ya haya consistido esta en el desarrollo de un software para nuestra empresa o en la compra de bienes. Estamos, por tanto, ante un instrumento generador de confianza lo cual puede ser muy útil en los tiempos que corren, por ello una regulación de este contrato no vendría nada mal a nuestras empresas.

 

Vía| PYMES Y AUTONOMOS

Más información| Noticias Jurídicas, LegArs

Imagen| Escrow

RELACIONADOS