Finanzas 


¿Consumir, ahorrar o invertir?

En el artículo del mes pasado os hable sobre los productos de ahorro, hoy me gustaría que cualquier persona supiese si tiene que ahorrar, invertir o consumir, para ello hay que tener claras varias cuestiones:

¿Cuál es nuestra restricción presupuestaria?

En primer lugar decir que la restricción presupuestaría en términos de andar por casa es saber cual es nuestro límite de gasto/ahorro/inversión, y ¿Cómo calcular eso?. Para calcular de cuanta renta disponemos, es necesario conocer cuales son nuestros ingresos hoy y cuales creemos que van a ser nuestros ingresos en el futuro. Si actualizamos los ingresos futuros dividiendo entre (1+r)^n tendremos nuestro capital disponible a día de hoy.

r = tipo de interés de descuento (IPC)

n = número de periodos a actualizar (1,2,3,…. n)

-¿En qué queremos consumir?¿para qué?

Consumo en España 2008-2012

Saber en que queremos consumir y cual es el fin que perseguimos con ello es importante, porque necesitamos saber la satisfacción que nos produce ese consumo, de tal manera que decidamos si nos produce más satisfacción esa compra que podemos hacer hoy o otra que con mayor capital podemos hacer en el futuro.

¿En qué queremos ahorrar? ¿para qué?

Ahorrar no significa dejar de consumir o no gastar nada, significa planificarte para que si tus preferencias de consumo son algo que no se puede alcanzar a día de hoy, mañana puedas acceder a ello.

¿En qué queremos invertir? ¿para qué?

La inversión es importante, hay que recordar que si no realizas una inversión de tu capital, estarás perdiendo poder adquisitivo, dado que la subida del IPC hará que con el dinero de hoy mañana puedas comprar menos cosas.

Con estos cuatro conceptos estamos en disposición de tomar la decisión sobre consumir, ahorrar o invertir, para ello:

– Calculamos nuestra renta de hoy y futura

– Ordenamos por orden de satisfacción nuestras preferencias de consumo.

Una vez realizado esto puede ser que:

– La renta de hoy sea suficiente para realizar el consumo y satisfacer nuestras necesidades, entonces consumimos.

– Necesitemos mayor renta para adquirir aquellos que más nos satisfaga de tal forma que necesitaremos ahorrar, entonces ahorramos.

– Nos sobra renta de hoy bien por no ser suficiente para satisfacer nuestras necesidades o bien porque tenemos más renta de la necesaria, entonces invertimos.

¿Habéis realizado este análisis en vuestra vida cotidiana? ¿Os animáis a hacerlo? ¿Sois consumidores, ahorradores o inversores?

Imagen| Gurusblog

En QAH| ¿Cómo mejorar tu economía domestica? Productos de ahorro¿Qué son la Inflación y el IPC?Invertir (I): Si, pero ¿Qué es eso?¿Qué papel tiene el ahorro en la economía?

 

RELACIONADOS