Trending 


¿Consideras normal que tus hijos te vean desnudos?

Hay personas más o menos pudorosas. El hecho de andar desnudo por casa, a la vista del resto de la familia, o no tener inconveniente en que los hijos vean nuestra desnudez depende de cada uno. No existen reglas “de etiqueta” al respecto que exijan una determinada postura sobre este tema, sin embargo, sí que hay una serie de consideraciones a tener presentes.

 

[iframe id="frame-dontknow" frameborder="0" scrolling="no" width="300" height="350" src="http://www.dontknow.net/widget/36611/dejar-que-mis-hijos-vean-desnudo"]

La edad de nuestros hijos puede ser determinante. No es lo mismo dejar a un niño o niña pequeños que nos vean “como Dios nos trajo al mundo” que a un adolescente. Sentir pudor sobre nuestro propio cuerpo es algo común y hacer lo propio con nuestros padres, en la edad en que estamos pasando de la niñez a la edad adulta, lo suele ser con gran frecuencia. La importancia de educar en la naturalidad, con una educación sexual adecuada a cada momento y sin tabúes, no significa que sea normal aparecer desnudos frente a nuestros hijos. No es que pase algo malo porque ocurra pero es habitual, más que en la posición contraria, que aparezca un pudor innato que nos frene cuando ya nuestros hijos son más mayores. Quizás la situación varía al tratarse del mismo sexo, es decir, que una hija vea a su madre o que un hijo vea a su padre. En este sentido parece resultar más convencional y natural. De un modo u otro todo son conjeturas porque la decisión es puramente personal y hay muchas familias en que es algo tan corriente que ni siquiera se les ocurre pensar que es algo importante a plantearse.

women-188160_640

 

Especialistas en psicología infantil recomiendan tomárselo con naturalidad, aunque parece que no hay una postura clara al respecto. Es evidente que lo fundamental es educar en el respeto a uno mismo y a los demás en todos los aspectos, sean padres, hermanos o amigos. El respeto es la mejor manera de actuar, sin considerar temas como intocables o tabú, y dando mayor o menor familiaridad al desnudo según lo crea oportuno cada uno.

 

Y tú, ¿qué opinas?

Por María Font Oliver

RELACIONADOS