Salud y Deporte 


Consejos que te ayudarán a destapar tus músculos (I)

Que nuestros músculos salgan a la vista no es  un proceso sencillo. Implica comer bien, entrenar de forma eficiente y recordar que cada caloría cuenta. El proceso de “secarse” conlleva seguir un camino correcto, lo cual no quiere decir que abandonemos la ingesta de grupos enteros de alimentos, dejemos de entrenar movimientos compuestos o  no movamos pesos para dedicarnos  única y exclusivamente al ejercicio aeróbico durante horas y horas. Van aquí  10 consejos repartidos en dos artículos que  te va a ayudar a recortarte como una sierra.

 Aumenta tu ingesta de proteínas La proteína es el macronutriente más saciante, haciéndote sentir lleno durante más tiempo y el aumento en su ingesta te ayudará a mantener la masa muscular cuando se reduce el consumo de calorías.  Básicamente, te va a permitir aumentar tu masa muscular aún cuando adelgaces. La proteína también estimula la secreción de glucagón, que estimula la liberación de energía tan necesaria cuando entrenamos duro.

Proteínas cada cuatro horas Frecuentes ingestas de proteína en porciones similares son clave para optimizar su asimilación.  30 gramos de proteína cada cuatro horas está bien, pero más de 30 también, siempre en función de tus necesidades.

A tener muy en cuenta en tu dieta

A tener muy en cuenta en tu dieta

No pierdas de vista los vegetales de hojas verdes Están llenos de nutrientes, pero no de calorías. Ayudan a mantener nuestro organismo a un nivel óptimo, amén de favorecer además el necesario equilibrio ácido/base. Cuando pretendemos recortarnos, han de ser parte importante de nuestras comidas principales. Por poner algún ejemplo, las coles verdes ayudan a reducir el nivel de colesterol,  la col rizada es rica en antioxidantes y el bok choy  mantiene  “a tope” nuestro sistema inmunológico.

 Los almidones para después de entrenar Los hidratos de carbono de bajo índice glucémico, tales que los vegetales verdes, las frutas y las legumbres, deben componer la mayor parte de  nuestro consumo de carbohidratos,  lo cual no implica evitar los almidones por completo.  Los carbohidratos simples son críticos en el proceso de recuperación y crecimiento muscular, ya que, después de una buena paliza levantando hierros, nuestro organismo está gravemente mermado,  tanto de glucosa (energía útil) cuanto de glucógeno (energía almacenada). Este es el momento de consumir esos tentadores carbohidratos de alto índice glucémico  (con un índice de 70 o más) como los panes o los cereales.

Las claras de huevo nunca fallan

Las claras de huevo nunca fallan

Comer alimentos voluminosos pero no calóricos

Comer alimentos que son altos en volumen pero no en calorías, aunque sí ricos en nutrientes,  te mantendrá lleno, pero no de grasa. Alimentos de origen vegetal, como la col, la espinaca, la lechuga o el  brócoli, son  alimentos que pueden ingerirse “sin medida” sin llegar en momento alguno a nuestro cuota máxima diaria de calorías. Eso si estamos hablamos de vegetales, pero si buscamos un alimento de origen animal de esas mismas características no tenemos que rompernos la cabeza en la búsqueda, pues hablaremos del omnipotente huevo como nuestro alimento más preciado en ese sentido. Las claras de huevo se expanden lo suficiente como para hacernos sentir que estamos ingiriendo muchas más calorías de las que realmente estamos administrando a nuestro organismo.

Hasta aquí los cinco primeros consejos que has de aplicarte para comenzar a sacar a relucir todo ese “potencial” que llevas debajo. Nos vemos en breve. Salud compañ[email protected]

Vía | Bodybuilding.com

Más Información | cambiatufísico.com, mujerdeelite.com

Imagen | Vegetales, Claras de huevo

En QAH | Las leyes del músculo, Electroestimulación muscular artificial (EEM), ¿Qué es la coordinación intramuscular?, ¿En qué consiste el entrenamiento espartano?,  La glutamina en pocas palabras

RELACIONADOS