Jurídico 


Consecuencias jurídicas de los accidentes de aviación civil

En la madrugada del 8 al 9 de marzo de 2014 tuvo lugar la desaparición de un avión de Malaysia Airlines con 227 pasajeros y 12 tripulantes, poco menos de una hora después de despegar de Kuala Lumpur con destino Pekín. Este tipo de sucesos sacuden a la opinión pública y, por supuesto, a las autoridades estatales e internacionales competentes. Dan lugar a ríos de tinta en relación con especulaciones por posibles causas del siniestro y nos hacen replantearnos a todos la seguridad en la aviación. Desde un punto de vista eminentemente técnico también son origen de diversas cuestiones puramente jurídicas y cuestiones jurídico-políticas como las que a continuación se exponen.

En primer lugar, pueden plantearse una serie de preguntas relacionadas con la siniestralidad aérea: ¿Cuándo puede considerarse que se ha producido un siniestro? ¿Cuánto tiempo tiene que pasar para declarar el fallecimiento de las personas que iban a bordo de un avión siniestrado? ¿Existe normativa internacional y nacional en relación con los accidentes de aviación civil?Cuestiones jurídicas sobre los accidentes de aviación

Nuestro código civil en el segundo párrafo del artículo 194.3 establece cuando debe entenderse producido un siniestro aéreo: “Se presume el siniestro si en viaje sobre mares, zonas desérticas o inhabitadas, transcurrieren seis meses contados desde las últimas noticias de las personas o de la aeronave y, en su defecto, desde la fecha de inicio del viaje. Si éste se hiciere por etapas, el plazo indicado se computará desde el punto de despegue del que se recibieron las últimas noticias.”

Por su parte, el Reglamento UE 996/2012 de 20 de octubre de 2010 contiene en su artículo 3 la definición del concepto de accidente aéreo: “1) «accidente»: todo suceso que, en relación con la utilización de una aeronave tenga lugar, en el caso de aeronaves tripuladas, en el período comprendido entre el momento  en que cualquier persona embarque en la aeronave con  intención de realizar un vuelo y el momento en que cual­quiera de esas personas desembarque, o que tenga lugar, en  el caso de aeronaves no tripuladas, en el período compren­dido entre el momento en que la aeronave esté lista para  ponerse en movimiento con intención de realizar un vuelo  y el momento en que se detenga al final del vuelo y se  apaguen los motores utilizados como fuente primaria de  propulsión, y durante el cual:  c) el avión desaparezca o sea totalmente inaccesible.”

Una de las cuestiones vinculadas a los accidentes aéreos es la relativa a la declaración de fallecimiento de las personas que iban a bordo de un avión siniestrado, regulación que también encontramos en el artículo 194.3 del Código Civil: “De los que se encuentren a bordo de una aeronave siniestrada, si hubieren transcurrido tres meses desde la comprobación del siniestro, sin haberse tenido noticias de aquéllos o, en caso de haberse encontrado restos humanos, no hubieren podido ser identificados.”

En términos semejantes se contempla en este artículo la regulación relativa a los naufragios o las desapariciones en pleno conflicto armado, supuestos todos ellos, en los que es esencial el transcurso de los plazos legales establecidos en el artículo 194 Cc para poder declarar a una persona fallecida.

Otra de las cuestiones, en este caso, de calado jurídico-político que se planean en relación con los accidentes de aviación civil, es la referida a la legislación vigente en materia de accidentes de aviación: ¿Existe esta regulación? ¿Son los Estados soberanos para decidir sobre su espacio aéreo? ¿Existen protocolos internacionales de actuación unificados?

Seguridad aéreaLa legislación internacional se halla presidida por el Convenio sobre Aviación Internacional de Chicago de 7 de diciembre de 1944, mediante el que se creó la OACI (Organización de Aviación Civil Internacional), dependiente de Naciones Unidas. Este convenio establece la regulación internacional para la adopción de normas internacionales y métodos recomendados para el transporte aéreo, reconociendo soberanía plena y exclusiva a los Estados sobre su propio espacio aéreo.

En el ámbito europeo nos encontramos con el ya citado Reglamento UE 996/2010, de 20 de octubre de 2010 sobre la investigación y prevención de accidentes e incidentes en la aviación civil, cuyo objetivo fundamental es el de armonizar la legislación y protocolos de actuación de los Estados Miembros en este tipo de siniestros.

En España, rige la Ley 21/2003, de 7 de julio de Seguridad Aérea, el RD 632/2013, de 2 de agosto de asistencia a las víctimas de accidentes de aviación civil y sus familias y el RD 995/2013 de 13 de diciembre, por el que se desarrolla la regulación del Programa Estatal de Seguridad Operacional para la Aviación Civil.

En definitiva, según la legislación internacional y nacional, cada Estado es plenamente soberano para regular su espacio aéreo sin injerencias externas, existiendo a su vez instrumentos normativos internacionales para armonizar los protocolos de actuación a seguir en supuestos como el reciente accidente de aviación sufrido por el vuelo MH370 de Malaysia Airlines.

Via| El País: Accidente Malasia, Ministerio de Fomento: Normativa aviación civil, artículo 194 Código Civil

Más información| Convenio sobre Aviación Civil Internacional, Reglamento UE 996/2010, Ley 21/2003 de Seguridad Aérea

Imagen| Blogspot, traveltip

RELACIONADOS