Jurídico 


Conocimientos básicos del arrendamiento de vivienda (II)

Normativa básica para los contratos de arrendamiento de viviendas

Normativa básica para los contratos de arrendamiento de viviendas

-Renta: Será la que libremente estipulen las partes.

El tiempo será el que pacten las partes. A falta de pacto será mensual, debiéndose pagar en los 7 primeros días del mes. En ningún caso podrá el arrendador exigir el pago anticipado de más de una mensualidad de renta.

El lugar de pago será el pactado y por el procedimiento que estipulen las partes; a falta de pacto, será en la vivienda arrendada y en metálico. El arrendador debe dar recibo del pago, salvo que se haga el pago mediante un procedimiento que acredite el mismo.

La renta podrá actualizarse: Durante los 5 primero años, podrá hacerlo anualmente aplicando una variación conforme al IPC. A partir del sexto año, la actualización será la pactada, y en defecto de pacto, el IPC.

También podrá ser objeto de elevación por obras de mejora, no siendo posible esta elevación durante los 5 primeros años. A partir del sexto se podrá elevar en la cuantía que resulte de aplicar al capital invertido en la mejora el tipo de interés legal del dinero en el momento de la terminación de las obras incrementado en tres puntos, sin que pueda exceder el aumento del 20 % de la renta vigente en aquel momento.

Las partes podrán pactar que los gastos generales para el adecuado sostenimiento del inmueble, sus servicios, tributos, cargas y responsabilidades que no sean susceptibles de individualización y que correspondan a la vivienda arrendada o a sus accesorios, sean a cargo del arrendatario.

Los gastos por servicios que se individualicen en la vivienda arrendada, tales como el agua (si hay contador por cada piso) o teléfono, son a cargo del arrendatario.

Fianza:

Será obligatoria la exigencia y prestación de fianza en metálico en cantidad equivalente a una mensualidad.

La fianza no estará sujeta a actualización durante los cinco primeros años de duración del contrato. Cada vez que el arrendamiento se prorrogue, el arrendador podrá exigir que la fianza sea incrementada, o el arrendatario que disminuya, hasta hacerse igual a una mensualidad.

Tanteo:

Si el arrendador decide vender, debe notificárselo al arrendatario con el detalle del precio y demás condiciones esenciales. El arrendatario tendrá treinta días para ejecutar el tanteo.

Retracto:

En defecto de tanteo, el arrendatario tiene 30 días naturales desde la notificación que le haga el adquirente de la compraventa, mediante entrega de copia de la escritura o documento en que fuera formalizada. Si ejercita el retracto, deberá pagar el precio de la venta, los gastos del contrato y cualquier otro pago legítimo hecho para la venta y los gastos necesarios y útiles hechos en la cosa vendida.

Vía| L.A.U. y Código Civil

Imagen| Rótulos Navarra

Más Info| “Compendio de Derecho Civil” de Xabier O’Callahan

En QAH| Conocimientos básicos del arrendamiento de vivienda (I)

RELACIONADOS