Jurídico 


¿Conoces los límites económicos de tu Hipoteca?: La garantía personal del préstamo hipotecario

En nuestro sistema, la naturaleza jurídica de la hipoteca como un derecho de realización de valor implicará que si el deudor hipotecario incumple la obligación garantizada mediante hipoteca, el acreedor –el banco- puede convertir el inmueble hipotecado en una suma de dinero mediante subasta pública y así cobrarse el importe de la deuda. Es lo que se produce a través de la ejecución hipotecaria –el pan de cada día de mucha gente ahora mismo-. Pero si el valor que recibe el banco no cubre la totalidad de la deuda pendiente, el deudor además de perder la vivienda aún sigue debiendo parte de la deuda económica, siendo que responden todos sus bienes presentes y futuros. PostHipoteca

Este principio, aunque legal por un lado -por estar en el Código Civil-, resulta a día de hoy una verdadera revolución social al ser tachado de desproporcionado y discriminatorio, pues lo que ha conseguido en tiempos de crisis como los de ahora ha sido la condena a la exclusión social de muchas personas que no pueden hacer frente a su deuda, desmotivándolas al mismo tiempo a no emprender ninguna actividad comercial ni profesional sabiendo que su posterior fruto será embargado.

Esto último es lo que se conoce como la garantía personal del Préstamo Hipotecario.

El préstamo hipotecario, como derecho accesorio de garantía que es, no limita la responsabilidad universal que deriva de la deuda garantizada para el propio deudor. Para que eso ocurra, se requiere pacto expreso (artículos 105 y 140 de la Ley Hipotecaria y 579 de la Ley de Enjuiciamiento Civil). Por eso, lo mismo que ocurre en el proceso de ejecución ordinario, la realización del bien no extingue de por sí el crédito, sino en la sola medida en que el producto de la venta sea suficiente para ello. De ahí que, en la parte no cubierta por la suma obtenida, el acreedor, ya sin la garantía hipotecaria que queda extinguida por su ejecución, pueda reclamar el resto.

Esta responsabilidad patrimonial universal tiene fundamento jurídico en el artículo 1911 del Código Civil, cuyo tenor dice así: “Del cumplimiento de las obligaciones responde el deudor con todos sus bienes, presentes y futuros”.

La actual discusión jurídica de esta garantía ha tenido como firme conclusión por parte de los profesionales de derecho, que cabe hacer una reflexión y reforma de la actual Ley Concursal, tomando como modelos jurídicos a nuestros países conexos como Austria o Alemania en los que ya existe un sistema de exoneración de deuda de buena fe- el fresh start– . Eso nos permitiría  dar solución a la insolvencia de la persona física actualmente condenada a la exclusión social, sirviendo así de estímulo a la iniciativa empresarial, eso sí, con adecuadas medidas de control para evitar el abuso y liberalizando el acceso a la información financiera positiva del deudor.

Más información| El Notario

Imagen| Bankimia

En QAH| ¿Cómo se clasifican las operaciones en función del riesgo de crédito?, ¿Aceptar la dación en pago para liquidar una deuda hipotecaria?, ¿Cuál ha sido la evolución de los préstamos hipotecarios en España durante la actual crisis económica?

RELACIONADOS