Salud y Deporte 


¿Conoces el método canguro?

Cada día son muchos los niños que nacen con bajo peso en todo el mundo (inferior a 2.500 gramos),  por lo que la atención a estos recién nacidos conlleva una alta carga para los sistemas sanitarios.

En 1978, en Colombia, nació este método, que consiste en poner al recién nacido recostado en contacto piel con piel con el torso de su madre o su padre. Es un método muy eficaz que se está implantando cada vez en más unidades de cuidados intensivos neonatales como complemento de las incubadoras.

Como su nombre indica, está inspirado en estos animales, ya que los canguros gestan a sus hijos, que nacen inmaduros, de manera extrauterina, dentro de la bolsa marsupial como si de una incubadora natural se tratara.

¿Conoces el método canguro?

¿Conoces el método canguro?

 

¿Pero, de qué forma puede favorecer esto a nuestros bebés?

Hay que tener en cuenta que el bebé lleva nueve meses en el vientre materno, por lo que percibe a su madre como su hábitat natural, encontrando en ella protección y alimento. De manera que esta técnica permite que el vínculo no se pierda de repente en el momento del nacimiento. El contacto piel con piel es de vital importancia para seguir manteniendo este vínculo emocional con sus progenitores, y así proporcionarles la seguridad y tranquilidad necesaria que repercute positivamente en su desarrollo, y contribuye a que el bebé gane peso.

También se ha demostrado que al estar en contacto con los padres, los bebés regulan mejor los estímulos externos y  el estrés, y que si se les realiza intervenciones de enfermería, mientras se está poniendo en práctica el método canguro, toleran mejor el dolor. Además, gracias a ello también se regula mejor la temperatura corporal del bebé, produciéndose lo que se denomina sincronía térmica, la frecuencia cardíaca se estabiliza en contacto con la madre y la respiración se hace regular al estar éstos más tranquilos.

Por otro lado, el método canguro favorece la lactancia materna, ya que los niños no están separados de sus madres, y al estar en contacto con su pecho, su inicio es más precoz, con todos los beneficios que ésto conlleva. Aparte, esta técnica permite que se continúe con ella en casa, por lo que no es dependiente del hospital y así se acortan las estancias en éstos.

Para los padres también tiene beneficios, y es que el hecho de que se les haga partícipe es algo muy positivo, ya que se sienten más responsables y confiados en su cuidado, lo que les produce un sentimiento de satisfacción al ver que pueden colaborar en el bienestar del bebé, y ésto hará que cuando se vayan a casa estén más seguros. Esta técnica además permite que tanto la mamá como el papá puedan realizarla, por lo que es una ventaja para el padre, ya que también él podrá disfrutar de estos momentos, a diferencia de otras técnicas exclusivamente maternas como la lactancia.

Cabe destacar también que dicho método no es único para bebés prematuros o que nacen con bajo peso, ya que por sus características favorece el desarrollo de cualquier recién nacido, y es que una técnica que está basada en el amor de unos padres solo puede ser positiva.

 

 

Vía| Organización Mundial de la Salud

Más información| Bebés y más, Revista Latino-Americana de Enfermagem

Imagen| Natured by DesignPsicología Prenatal

RELACIONADOS