Reflexiones 


Conocerse

¿Existe algo más complicado?Emociones

Quizás esta mente inquieta que me lleva a preguntarme por todo lo que me rodea, hace que también a menudo me cuestione a mí misma, tratando de conocerme al máximo. Y honestamente, es uno de los procesos más complicados que conozco. Y no hablo de si me gustan los macarrones o las lentejas, de si soy ordenada o desordenada o de si me gusta más el café solo o con leche. Hablo de conocerse en un sentido mucho más íntimo y delicado; hablo de preguntarse por qué actuamos de una u otra forma en según que situaciones.Y de tratar de saber por qué nuestras emociones son las que son en cada momento.

Solo explicarlo ya me parece difícil. Sin embargo, pienso que es absolutamente necesario pasar por este proceso en alguna ocasión, a pesar de lo devastador que pueda llegar a ser. Es necesario conocer por qué reaccionamos de una u otra forma en según qué situaciones para poder hacerlas frente. Para, al fin y al cabo, ser capaces de gestionar nuestras emociones. 

Gestionar nuestras emociones nos permite tanto conocernos a nosotros mismos, como ser capaces de gestionar mejor nuestras relaciones con los demás. ¿Alguna vez has reaccionado de una forma que no te esperas ante un comentario o actuación de otra persona? Y a menudo cuando esto ocurre tratamos de buscar la explicación en la otra persona. Yo os animo a que tratéis de buscar en vosotros mismos. Será más complicado pero al final, todo tendrá mucho más sentido.

Conocerse y hacerse preguntas da miedo, pero eso no puede paralizarnos nunca. Las consecuencias serán más beneficiosas de lo que puedas imaginar. 

Vía| Virginia Higuera

Imagen | Emociones

 

RELACIONADOS