Coaching y Desarrollo Personal, Reflexiones 


Conoce tus derechos asertivos

La conducta asertiva consiste en la expresión de pensamientos y sentimientos y la defensa de nuestros derechos respetando los derechos de otras personas (Caballo, 2000; Kelly, 2004). Pero, ¿tenemos claro cuáles son esos derechos?

Un derecho básico en el contexto de la terapia psicológica se define como algo que se considera que toda la gente tiene  en virtud de su existencia como persona humana. El sentido de los derechos básicos se basa en no causar estrés innecesario en otros y en favorecer la autorrealización de las personas.

Algunos de los derechos básicos más importantes son los siguientes (Jakubowski y Lange, 1978; Caballo, 2000):

  1. Tengo derecho a ser tratado con respeto y dignidad
  2. Tengo derecho a tener y expresar mis propios sentimientos y opiniones
  3. Tengo derecho a ser escuchado y tomado en serio
  4. Tengo derecho a juzgar mis necesidades, establecer mis prioridades y tomar mis propias decisiones
  5. Tengo derecho a decir NO sin sentirme culpable
  6. Tengo derecho a pedir lo que quiero
  7. Tengo derecho a cambiar de idea, opinión o línea de acción.
  8. Tengo derecho a cometer errores
  9. Tengo derecho a pedir información y a ser informado
  10. Tengo derecho a obtener aquello por lo que pague
  11. Tengo derecho a ser independiente
  12. Tengo derecho a decidir qué hacer con mis propiedades, con mi propio cuerpo, mi propio tiempo, etc.
  13. Tengo derecho a tener éxito
  14. Tengo derecho a gozar y disfrutar
  15. Tengo derecho a mi descanso y aislamiento
  16. Tengo derecho a superarme y a superar a los demás
  17. Tengo derecho a decidir no ser asertivo sin sentirme inferior

A su vez, tenemos una serie de responsabilidades asertivas:asertividad6

  1. La responsabilidad de admitir que los demás tienen derecho a ser su propio juez.
  2. La responsabilidad de tratar a los demás con respeto y dignidad.
  3. La responsabilidad de respetar las opiniones y sentimientos de los demás, aunque no se compartan.
  4. La responsabilidad de reconocer que los demás no tienen por qué ser responsables de los problemas de uno mismo ni de su solución.
  5. La responsabilidad de aceptar que los demás pueden cometer errores e incluso ver estos como algo de lo que se puede aprender.
  6. La responsabilidad de respetar la intimidad de los demás.
  7. La responsabilidad de aceptar la independencia de los demás.
  8. La responsabilidad de escuchar a los demás y tomarles en serio.
  9. La responsabilidad de animar a los demás a que reconsideren las cosas.
  10. La responsabilidad de respetar las elecciones de los demás.
  11. La responsabilidad de admitir las negativas de los demás a las demandas propias.
  12. La responsabilidad de respetar las necesidades de los demás y admitir que pueden ser diferentes de las propias.

Si tenemos en cuenta estos derechos y responsabilidades nos resultará más fácil defenderlos sin sentirnos mal, y a su vez nos resultará más fácil respetarlos cuando interactuamos con los demás.

Te animamos a identificar aquellos derechos que más te cuesta defender y a pensar en conductas que puedas realizar para lograrlo. Si no sabes cómo, entonces mantente atento, pues en próximas entradas hablaremos sobre cómo comportarse de manera asertiva.

Vía|

Caballo, V. E. (2000) Manual de evaluación y entrenamiento de las habilidades sociales. Madrid, Siglo XXI Editores S.A.;

Jakubowski, P. y Lange, S. (1978). The Assertive Option: Your Rights and Responsabilities. Research Press Company.

Kelly, J.A. (2004). Entrenamiento de las habilidades sociales, Bilbao, Desclée De Brouwer.

Imagen| Asertividad

RELACIONADOS