Patrimonio 


Conjunto de monumentos de Hue

Entender la historia de la Guerra del Vietnam pasa por entender la historia reciente de un complejo país en cuya alargada geografía ya podemos adivinar complicaciones del pasado. La dinastía Nguyen gobernó el país desde 1802 hasta el ascenso al poder de los comunistas en 1945. Esta dinastía procedía del sur y situó su capital en Phú Xuan, en el centro del país. Cuando pasaron a controlar todo Vietnam decidieron levantar una nueva ciudad imperial en Hue. Diseñada con esmero de acuerdo a las tradiciones, con la ciudadela Ho en mente, Hue es un ejemplo de ciudad imperial en el este de Asia con influencias europeas. En Hue se desarrolló la vida palaciega del final del imperio y de aquí vienen multitud de las tradiciones que asociamos con el país, como el sombrero cónico non la o la vestimenta vietnamita conocida como ao dai. Muchos de los 160 edificios de Hue fueron destruidos en 1968, pero aun así sigue siendo el lugar ideal para percibir los últimos tiempos del imperio.

Puerto Ngo Mon, puerta imperial a la ciudad de Hue

Puerto Ngo Mon, puerta imperial a la ciudad de Hue

El siglo XVIII fue un siglo de conflictos en Vietnam. Aunque había un rey nominal, el país estaba controlado por familias rivales al norte y al sur: Trinh frente a Nguyen. Los segundos mantenían en paralelo sus propias guerras con Camboya. Estas despistaron a los gobernantes, que fueron desplazados por los Tay Son, unos hermanos que defendían la causa de los agricultores y la mejora sus condiciones. Los Tay Son no solo se hicieron con el sur en 1778, sino que conquistaron el norte en 1786 y pasaron a controlar todo el país. Solo un Nguyen sobrevivió: Gia Long. Este pidió ayuda al reino de Siam para recuperar el territorio, pero tendría que esperar unos años. Los suficientes para que Quang Trung, el gran dirigente de los Tay Son, muriera en extrañas circunstancias. Muchos vietnamitas creen que la historia del país habría sido otra de prolongarse el poder de los Tay Son. El caso es que Gia Long vio una oportunidad de oro en recuperar el país, cosa que hizo con la ayuda de los franceses.

Mausoleo de Khai Dinh en Hue

Mausoleo de Khai Dinh en Hue

Esta ayuda foránea marcó el futuro de Vietnam. Las relaciones mejoraban o empeoraban de acuerdo al emperador de turno. Minh Mang se opuso a tanta influencia francesa y expulsó a muchos misioneros, lo que supuso un casus belli para los franceses. Se adjudicaron la Conchinchina: el sur del país. El centro y el norte quedaron como protectorado, pero la figura de los emperadores fue paulatinamente más testimonial: no pasaban de ser un empleado de la Indochina francesa. Esto fue lo que generó el levantamiento de Ho Chi Minh tras la II Guerra Mundial y el ascenso de los comunistas. Durante la hegemonía Nguyen, la capital de Hue fue ganando edificios e importancia. En 1968, Hue se convirtió en un campo de batalla durante la Guerra del Vietnam. Solo diez de los edificios sobrevivieron intactos el bombardeo estadounidense. Por su parte, el Viet Cong protagonizó la masacre de Hue, en la que murieron centenares de civiles.

Detalle del tejado decorado del palacio Thai Hoa en Hue

Detalle del tejado decorado del palacio Thai Hoa en Hue

La ciudad imperial fue construida desde 1805 a 1832 tras tres años de cuidadoso diseño. Se localizó al abrigo de varios montes y el río Perfume, que recorre la parte sur y alimenta los fosos y canales. La ciudad es cuadrada, con 2,2 kilómetros de lado. Está amurallada y contiene varias puertas, entre las que destaca la de Ngo Mon o atardecer, la más utilizada por el emperador. Dentro de la ciudad imperial hay otras subciudades orientadas a distintas funciones. Entre ellas está la ciudad prohibida púrpura. Al estilo de Pekín, es la zona palaciega, reservada para el emperador y su familia. La cara visible del imperio era Thái Hòa o el palacio de la Suprema Armonía. Aquí se daban las recepciones y siendo tan visitado está muy ornamentado: todo el techo de madera está lleno de esculturas y lacados. Por último, el mausoleo de Khai Dinh es el último de los emperadores Nguyen. Este emperador estaba tan afrancesado que su mausoleo mezcla arquitectura vietnamita y europea.

Tumba de Minh Mang, cerca de Hue

Tumba de Minh Mang, cerca de Hue

Hue es hoy uno de los centros turísticos del país y visita obligada si se va a la región central. Tiene un pequeño aeropuerto, pero es más sencillo volar a la gran ciudad de Da Nang y llegar luego por tierra. También es habitual tomar un tren nocturno en Hanói y llegar de mañana a Hue. Es muy típico hacer un crucero por el río Perfume y visitar así las distintas tumbas de los Nguyen, que están distribuidas a las orillas del río. Merece la pena especialmente la de Minh Mang. Desde el barco podremos ver asomar la pagoda de Thien Mu, símbolo de la ciudad. La cocina imperial es otra de las tradiciones más asentadas de Hue. Con respecto al resto del país tiene un emplatado más elaborado, es más picante y mucho más vegetariana. El plato estrella es Bun Bo, con gruesos noodles de arroz y mucho lemongrass. El clima es complicado en Hue e incluye temporada de ciclones. De enero a mayo tendremos mejores posibilidades.

En colaboración con el blog Viaje al Patrimonio

Vía| UNESCOWikipedia, Wikitravel

Imagen| Dennis JarvisGrant LindsayDavid MeenaghDan CostinUwe Aranas

RELACIONADOS