ENTRAR
Qué Aprendemos Hoy

Conflicto colectivo de trabajo (I): Concepto y clases

El conflicto colectivo de trabajo es una expresión que suele aplicarse a situaciones de controversia que tienen su raíz en relaciones de trabajo y que afectan a un grupo de trabajadores, concurriendo un interés colectivo, en relación con su empresario o grupo de empresarios.

De aquí se pueden extraer tres notas:

1) Alcance colectivo.

2) Disputa o enfrentamiento entre las partes.

3) Contenido laboral. Se diferencia dicho conflicto del conflicto social o del conflicto político.

Elementos que pueden estar sujetos a conflicto colectivo son:

  • La movilidad geográfica.
  • Modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo.
  • Procedimientos no judiciales de solución de conflictos (si se acuerdan en convenio colectivo).
  • La impugnación de convenios colectivos.

Hay distintas clases de conflicto colectivo. Deben distinguirse los conflictos colectivos de los conflictos individuales, que se plantean entre un trabajador y su empresario, o del conflicto plural, que resulta de la concurrencia de muchos conflictos individuales.

Que el conflicto sea individual o colectivo tiene bastante trascendencia para su planteamiento, su desarrollo y su resolución. La promoción y dirección del conflicto colectivo no puede ser asumida por el individuo, sino por representaciones colectivas, especialmente cuando es preciso entablar negociaciones o presentar reclamaciones administrativas o judiciales.

Están legitimados para interponer un conflicto colectivo los siguientes colectivos:

  • Los sindicatos.
  • Las asociaciones empresariales.
  • El empresario y los órganos de representación legal o sindical de los trabajadores de la empresa o centro de trabajo afectado.

Por otra parte, otra posible clasificación sería la que representan los conflictos de reglamentación con los conflictos de interpretación. Los Conflictos de reglamentación o de regulación son los que  tienen por objeto conseguir una regulación más apropiada de las condiciones laborales (Conflictos económicos). Por su parte, los conflictos de interpretación o aplicación tienen por objeto presionar a favor de la no aplicación de la norma o de una determinada aplicación de la misma (conflictos jurídicos).

En el próximo artículo de esta serie estudiaremos los cauces por los que se sustancia el conflicto colectivo: la huelga, el cierre patronal y otros.

En QAH | Conflicto colectivo de trabajo (II). Modalidades: la huelga, el cierre patronal y otros

José María González-Garilleti Escrito por el jul 27 2011. Archivado bajo Derecho Privado, Jurídico.





CONOCE AL REDACTOR

Acceder |