Derecho Mercantil, Jurídico 


¿Qué es el concurso de acreedores?

¿Qué es realmente el concurso de acreedores? ¿Cuándo se activa este procedimiento? ¿Qué es técnicamente la insolvencia? A estas y otras preguntas responderemos en éste artículo.

Se denomina concurso de acreedores al procedimiento legal que se    origina cuando una persona física o jurídica deviene en una situación  de insolvencia en la que no puede hacer frente a la totalidad de los pagos    que adeuda. El concurso de acreedores abarca las situaciones de quiebra y    las de suspensión de pagos.

La regulación legal española de esta materia se encuentra en la Ley  22/2003 del 9 de julio, Concursal, modificada por el Real Decreto Ley 3/2009, de 27 de marzo, de medidas urgentes en materia tributaria, financiera y concursal ante la evolución de la situación económica.

¿Qué es por tanto ser insolvente? Ser insolvente supone afirmar que la empresa no puede pagar sus deudas. El concurso le permite a la misma congelar el pago de los créditos. Un equipo externo formado por las personas que luego veremos evalúa si su estrangulamiento financiero es pasajero o no. Esto se hace no para liquidar la empresa, como se ha pensado, sino precisamente para permitir su continuidad.

Las fases del concurso se describen en el artículo 183 de la Ley Concursal. Divide el procedimiento en seis secciones:

  • SECCIÓN PRIMERA.- Lo relativo a la declaración de concurso, a las medidas cautelares, a la resolución final de la fase común, a la conclusión y, en su caso, a la reapertura del concurso.
  • SECCIÓN SEGUNDA.- Lo relativo a la administración concursal del concurso, al nombramiento y al estatuto de los administradores concursales, a la determinación de sus facultades y a su ejercicio, a la rendición de cuentas y, en su caso, a la responsabilidad de los administradores concursales.
  • SECCIÓN TERCERA.- Lo relativo a la determinación de la masa activa, a la sustanciación, decisión y ejecución de las acciones de reintegración y de reducción, a la realización de los bienes y derechos que integran la masa activa, al pago de los acreedores y a las deudas de la masa.
  • SECCIÓN CUARTA.- Lo relativo a la determinación de la masa pasiva, a la comunicación, reconocimiento, graduación y clasificación de créditos. En esta sección se incluirán también, en pieza separada los juicios declarativos contra el deudor que se hubieran acumulado al Concurso de Acreedores y las ejecuciones que se inicien o reanuden contra el concursado.
  • SECCIÓN QUINTA.- Lo relativo al convenio o, en su caso, a la liquidación.
  • SECCIÓN SEXTA.- Lo relativo a la calificación del concurso y a sus efectos.

En la práctica, aplicando un criterio cronológico, existen cuatro fases:

  1. Actos previos.- Hasta el auto de admisión a trámite.
  2. Fase común.- Desde el auto de admisión a trámite hasta el informe concursal.
  3. Fase de resolución.- Convenio para continuar la actividad o liquidación.
  4. Determinación de la responsabilidad.

Después de todo esto, ¿quién cobra primero? Al fin y al cabo, es lo que importa. Estos son los acreedores con privilegios: los trabajadores de la empresa, las administraciones públicas y los deudores con garantías reales, es decir, prendas e hipotecas. Lógicamente, en ese grupo está la mayoría de los bancos. Los últimos en cobrar son todos los demás: los bancos que no tengan garantía de cobro, los proveedores, los suministradores, etc.

Si después de este breve artículo sobre una materia tan extensa, con Tribunales expresamente dedicados a estos menesteres en días como los actuales, de crisis económica y cierre de empresas, continúa el lector interesado en el concurso de acreedores, se recomienda visitar diversas páginas web, que aparecen como Fuentes Bibliográficas.

Vía | Concurso de acreedores

Imagen | Bankruptcy

En QAH | El concurso de acreedores en España, Requisitos de la insolvencia

RELACIONADOS